Mons. Fernando Sebastián: «La Fe proporciona realismo, motivación y concreción a todas las tareas educativas»

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

Las I Jornadas de Pastoral de la Fundación Diocesana de Enseñanza Santa María de la Victoria han finalizado en torno a las 14.30 horas de hoy tras una intensa mañana de reflexión, de intercambio de ideas y también de oración.

La jornada se inició con la ponencia del sacerdote Salvador Gil, Doctor en Teología Dogmática y delegado de Infancia y Juventud y de Apostolado Seglar, que señaló algunos de los imperativos para una pastoral educativa, entre los que se encuentran «Conocer y vivir a Cristo en la Iglesia, contemplarlo y celebrarlo en la liturgia, anunciar a Cristo al mundo de hoy y presentar a Cristo como la plenitud y la respuesta».

El dibujante malagueño Patxi Velasco presentó una comunicación sobre la asignatura de Religión en la que destacó que «la formación en cultura religiosa es muy importante para entender, por ejemplo, a Machado, pero también es necesaria una formación en la trascendencia para llegar a sentir lo que él sentía».

El teatro «Encuentro en SICAR» y la comunicación sobre la iniciativa «Movimiento Infantil y Juvenil «Santa María de la Victoria» dieron paso a la ponencia de clausura que corrió a cargo del arzobispo emérito de Pamplona y Tudela, Mons. Fernando Sebastián Aguilar, que profundizó sobre el papel de los educadores católicos bajo el título: «La Fe que nos salva».

En ella, D. Fernando ha afirmado, entre otras cosas que «educar es configurar la libertad de cada persona, enseñarle a ser libre. Pero enseñarle a ser libre en la prosecución de un modelo de vida. Pues bien, la fe es eso. La fe es encontrar el modelo de mi vida, encontrar en Jesús, por medio de Él, en la paternidad de Dios y en la promesa de la vida eterna, la aspiración verdadera y profunda y permanente de mi vida. Y no hay otro modelo que pueda sustituir la grandeza de este modelo. Los cristianos –continuó- no podemos tener otro proyecto de vida que el acercarnos a Jesús en las circunstancias reales de nuestra vida. No nos vale la educación en valores si esos valores no existen objetivamente y operativamente fuera de nosotros. Valores son cualidades, comportamientos, que yo quiero perseguir pero, ¿dónde están? ¿Quién los crea? Si son valores en tanto en cuanto los creo yo mismo, esa educación no me ayuda a crecer más allá de mí mismo, seguimos en el terreno del subjetivismo y del relativismo. Unas cosas son valores o no lo son según las conveniencias de cada uno. (…) En cambio, para los cristianos, el valor es la manera de vivir la humanidad desarrollada por Cristo Jesús. Eso no cambia. Jesús ha inaugurado y ha dejado ante nosotros de forma estable y para siempre una manera de ser hombre que es la que contiene todos los valores que podamos imaginar:veracidad, pureza, piedad… es una meta objetiva que nos llama a salir de nosotros mismos y alcanzar un nivel de existencia que nos desborda, que nos enriquece porque nos lleva más allá de lo que nosotros mismos hubiéramos podido imaginar. La fe proporciona realismo, motivación, concreción a todas las tareas educativas, las unifica, las justifica, las engrandece».

Las jornadas fueron clausuradas por el obispo de la Diócesis, D. Jesús Catalá, que ha valorado muy positivamente este evento y ha manifestado su convicción de que sirvan para «inyectar ilusión y esperanza y potenciar nuestro trabajo».

En esta jornada de clausura también se ha hecho presente el obispo emérito de Málaga D. Antonio Dorado Soto.

Puede descargar el audio o escucharlo directamente en el siguiente enlace:

Ponencia de D. Fernando Sebastián

Contenido relacionado

Enlaces de interés