«Mi lema ha sido la gran confianza en Dios»

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

Victoriano Sáez (1922), fundador en 1965 de Distribuidora Malagueña de Papelería (actualmente DisOfic), es un claro ejemplo de fe e ilusión, y una muestra de que todo ello es útil para poder tener éxito en el mundo empresarial.

¿Por qué razones se inicia en el mundo empresarial?

Tuve inquietudes empresariales desde muy joven debido a circunstancias familiares. Nací en Granada en 1922 y mi padre, tras una grave y larga enfermedad que lo tuvo incapacitado laboralmente, falleció a los 59 años. Eso me obligó a hacerme cargo del negocio familiar.

¿Qué negocios emprendió antes de fundar su propia empresa?

Mi fe en Dios me hizo emigrar a Venezuela con cuatro hijos. Residí y trabajé allí durante 5 años, y transcurridos los mismos, emprendí negocios en España que compartí con los del país sudamericano durante un tiempo. En Venezuela, trabajé para una multinacional comercializando máquinas para ayudar a gestionar la contabilidad, la administración de empresas y entidades bancarias. Ese conocimiento del sector de la empresa fue clave para decidirme por este mundo a través de la papelería y la informática.

¿Cómo nace su empresa DisOfic?

En 1963 fundé Distribuidora Magallanes en Madrid y en 1965 Distribuidora Malagueña de Papelería en Málaga, ubicada esta última en un lugar tan emblemático como es calle Córdoba. En 1990, tres de mis

hijos acceden a la empresa y no sería hasta 1998 cuando la misma pasaría a llamarse DisOfic.

El cambio de nombre estuvo motivado por la expansión hacia el resto del territorio nacional, ya que su carácter local dificultaba la venta en otras ciudades o comunidades. Actualmente, nuestra empresa tiene distribución a nivel nacional y representación comercial en Andalucía, Murcia y Madrid.

¿Cuáles piensa que han sido las claves de su éxito?

Mi lema siempre ha sido la gran confianza en Dios, alta moral y espíritu deportivo. A partir de ahí, he cimentado todo lo que he logrado a lo largo de mi vida. Por supuesto, considero a mi equipo como parte fundamental de mi éxito. En consecuencia, he tratado de mirar por ellos, respetando e interesándome por el bienestar de todos. Y no debo olvidar en ningún caso a mi mujer, Mercedes, infatigable compañera que ha sido colaboradora fundamental en mi periplo empresarial. Junto a mis diez hijos, me ha dado el equilibrio y la tranquilidad para poder combinar familia y trabajo.

Contenido relacionado

15 horas, premio Signis en el Festival de Málaga

La Organización Católica para los Medios de Comunicación SIGNIS ha decidido...

Fallece el sacerdote malagueño Manuel Lozano, misionero diocesano en Caicara del Orinoco

El sacerdote diocesano Manuel Lozano Pino (1959-2021), destinado a la misión...

18 JUNIO. La Encarnación de Marbella presenta su escolanía en un concierto

La parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación de Marbella acoge...

Enlaces de interés