Mártires malagueños

Diócesis de Málaga
Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

El domingo 28 de octubre, la Iglesia Universal acogerá a 498 nuevos beatos en una celebración litúrgica que se celebrará en Roma. Estas personas son mártires españoles del siglo XX y entre ellas hay 21 malagueños. Mártires del clero diocesano

Enrique Vidaurreta Palma

Nació en Antequera el 10 de octubre de 1896. Murió en Málaga, el 31 de agosto de 1936, con 39 años de edad.

Detenido en el Seminario, llamó la atención de los demás presos por su extraordinario espíritu sacerdotal y su caridad. Cuando el jefe de la patrulla fue llamando para la muerte, intercedió por un sacerdote enfermo que había sido señalado, pero tal gesto sólo le sirvió para que el miliciano se fijara en él y le mandase: “Vente tú también”.

Sus restos reposan en la capilla de mártires de la Catedral.

Juan Duarte Martín

Nació en Yunquera el 17 de marzo de 1912 y murió en Arroyo Bujía (Álora), el 15 de noviembre de 1936, con 24 años. Detenido en su pueblo, lo trasladaron a Álora, donde fue horriblemente torturado durante una semana.

Conducido al arroyo Bujía, lo abrieron en canal, le llenaron el vientre de gasolina y después le prendieron fuego. Mientras tanto, el seminarista sólo decía: “¡Viva Cristo Rey!”, “¡Os perdono como Cristo perdonó a sus enemigos!”, “¿No sabéis que lo que me hacéis a mí se lo hacéis al Señor?” y “¡Ya lo estoy viendo, ya lo estoy viendo!”.

 
Mártires agustinos

Manuel Formigo Giráldez (41 años)

Nació en Pazos Hermos (Orense), en 1894; y murió el 15 de agosto de 1936, en Málaga. Tras el asalto del convento, se alojó en una fonda de calle Madre de Dios y desplegó una intensa actividad apostólica con gran celo y libertad. Su cadáver apareció tendido boca abajo, al bajar por la calle Victoria, sobre unos derribos.

Fortunato Merino Vegas (43 años)

Nació en Itero Seco (Palencia), el 10 de octubre de 1892 y murió en Málaga el 26 de agosto de 1936. Se refugió en diversas casas particulares hasta que terminó en el Hotel Imperio, de donde fue llevado al cuartel de la Trinidad. Luego, fue sacado y fusilado cruelmente en el Callejón de la Pellejera, actual Blanco Coris.

Luis Gutiérrez Calvo (48 años)

Nació en Melgar de Abajo (Valladolid), el 29 de enero de 1888 y murió en Málaga el 26 de agosto de 1936. Dada su dedicación y entrega a los niños, era considerado como una institución por los padres y familiares de los alumnos. Además, se distinguía por su bondad y paciencia. Fue acuchillado y fusilado en el Callejón de la Pellejera.

Diego Hompanera París (20 años)

Nació en Muñeca (Palencia), el 13 de noviembre de 1915 y murió en Málaga, el 21 de septiembre de 1936. Hermano lego agustino. Se refugió en diversas casas hasta que fue detenido y llevado a la cárcel. Por medio de un médico, también preso, se supo que fue asesinado en las tapias del cementerio de San Rafael.

 

Mártires salesianos en la capital

Manuel Fernández Ferro (38 años)

Nació en Paradiñas de Torneiro (Orense), el 30 de mayo de 1898. Falleció en Málaga, el 24 de agosto de 1936. Al conocer lo que hicieron con sus compañeros y sospechando que después vendrían a por él, se despidió de su familia con una carta bellísima. Fue asesinado en las tapias del cementerio de San Rafael.

Francisco Míguez Fernández (49 años)

Nació en Corvillón (Orense) el 9 de febrero de 1887. Murió en Málaga, el 15 de agosto de 1936. Fue llevado a las cercanías del Camino de Suárez, para ser fusilado y quemado, cuando todavía estaba con vida. Este salesiano fue admirable por su mansedumbre en su pasión y muerte.

Félix Paco Escartín (69 años)

Nació en Adahuesca (Huesca) el 21 de febrero de 1867. Murió en Málaga el 31 de agosto de 1936. Confesor del Colegio San Bartolomé de Málaga. Destacó en sus días de prisión por su exquisita caridad con los demás presos, consolándolos en aquellas horas amargas. Fusilado en las tapias del cementerio de San Rafael.

Manuel Gómez Contioso (59 años)

Nació en Moguer (Huelva), el 13 de marzo de 1877. Murió en Málaga, el 24 de septiembre de 1936. Director del colegio San Bartolomé de Málaga. Fue ingresado en la brigada nº 5, conocida como “la brigada de los curas”, en donde estuvo hasta el 24 de septiembre, en que fue sacado con otros compañeros para ser fusilado.

Antonio Pancorbo López (39 años)

Nació en Málaga el 10 de octubre de 1896. Detenido y llevado a la cárcel, el 30 de agosto de 1936 se quiso incorporar a la fila de los que iban a matar, pero como estaba en pantalones cortos, el jefe le mandó que se cambiara. A su vuelta, el cupo de víctimas se había cerrado. Fue fusilado, finalmente, el 24 de septiembre.

Tomás Alonso Sanjuán (43 años)

Nació en Vitigudino (Salamanca), el 13 de marzo de 1893. Murió en Málaga el 31 de julio de 1936. Fue detenido junto a sus compañeros y, según testigos del proceso diocesano, a este hermano se le veía en aquellos días con un fervor especial, pues decía: “si hay que dar la vida, nosotros la daremos”. Lo fusilaron en San Rafael.

Esteban García García (34 años)

Nació en El Manzano (Salamanca) el 28 de noviembre de 1901. Murió en Málaga el 24 de septiembre de 1936. Hermano coadjutor. Un grupo de fusileros lo acusó de ser sacerdote y, como él dijo que no era, le obligaron a demostrarlo con una blasfemia. A lo que se negó rotundamente. Fue fusilado junto a sus compañeros.

Rafael Rodríguez Mesa (23 años)

Nació en Ronda, el 5 de julio de 1913 y murió en Málaga, el 24 de septiembre de 1936. Pudo haber dejado el colegio y refugiarse en casa de su hermana, pero prefirió correr la suerte de la comunidad. Durante los dos meses de prisión intensificó su vida de piedad hasta el día en que fue fusilado.

 
Mártires salesianos en Ronda

Antonio Torrero Luque (47 años)

Nació en Villafranca de Córdoba el 9 de octubre de 1888. Murió en Ronda el 24 de julio de 1936. Director del Colegio Sagrado Corazón. Fue maniatado con alambre de púas y asesinado en el llamado “Corral de los Potros”. Sus últimas palabras fueron: “¡Perdónalos, Señor, porque no saben lo que hacen!”.

Juan Luis Hernández Medina (23 años)

Nació en Cerralbo (Salamanca), el 19 de diciembre de 1912 y murió en Ronda el 28 de julio de 1936. Salesiano clérigo y estudiante, hacía sus años de prácticas escolares en el colegio Santa Teresa de Ronda, pero no las pudo terminar. Fue conducido en el fatídico “Drácula” para ser asesinado junto al cementerio.

Antonio Enrique Canut Isús (62 años)

Nació en Llesuy (Lérida), el 17 de febrero de 1874 y murió en Ronda el 24 de julio de 1936. Estaba casi ciego. Era un hombre recto y ordenado, de gran vida interior y apóstol de la confesión, un religioso observante y modelo en la corrección fraterna. Fue fusilado en una era cercana al “Corral de los Potros”.

Miguel Pascual Molina de la Torre (49 años)

Nació en Montilla (Córdoba), el 17 de mayo de 1887. Murió en Ronda el 28 de julio de 1936. Sacerdote salesiano, prefecto del colegio Sagrado Corazón de Ronda. Se distinguió por su gran corazón y sus dotes extraordinarias de buen orador. A primeras horas de la mañana fue llevado para ser fusilado junto a la tapia del cementerio.

Pablo Caballero López (32 años)

Nació en Málaga el 16 de febrero de 1904. Murió en Ronda, el 28 de julio de 1936. Muy alegre y bondadoso, bromista y muy servicial. Era un joven sacerdote pletórico de energías y un salesiano entusiasta en su apostolado. Fue fusilado con los salesianos Miguel Molina, Honorio y Juan Hernández.

Antonio Mohedano Larriva (41 años)

Nació en Córdoba el 14 de septiembre de 1894. Murió en Ronda, el 2 de agosto de 1936. Fue detenido por dos de sus alumnos que lo llevaron, maniatado, por las calles, de un comité a otro hasta que finalmente lo asesinaron. Los que le vieron pasar atestiguaron: “iba como transfigurado y mirando al cielo”.

Honorio Hernández Martín (30 años)

Nació en El Manzano (Salamanca), el 18 de diciembre de 1905. Murió en Ronda el 28 de julio de 1936. Había llegado al principio del verano sólo para ayudar en el apostolado escolar y prepararse para la ordenación sacerdotal, pero Dios le pidió aquí el sacrificio de su vida. Fue fusilado en la tapia del cementerio.

 

Contenido relacionado

Comentario en texto del Evangelio de Félix García O.P.

La Fraternidad de Laicos Dominicos de Viveiro (Lugo) ayudan a profundizar...

Fano ofrece su material de Cuaresma

El dibujante malagueño Pachi Velasco Fano ofrece, como cada año, su material...

ESPEJO ANDALUCÍA, 2 de febrero de 2024

Las delegaciones de Medios de Comunicación de las diócesis andaluzas emiten...

Enlaces de interés