Manolo y Pepe reciben el homenaje de Campanillas

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

Campanillas rindió el pasado sábado un emotivo homenaje a los sacerdotes Pepe Planas y Manolo Márquez, que cierran una etapa de 17 años en la parroquia para trasladarse a su nuevo destino pastoral en Málaga.

El pasado mes de julio Manolo Márquez y Pepe Planas fueron nombrados párrocos ‘in solidum’ de Ntra. Sra. del Pilar y Ntra. Sra. de los Ángeles de Málaga, y ya en los próximos días celebrarán la toma de posesión.

En la homilía de su última misa, en la víspera del Día de la Exaltación de la Cruz el sábado 13 de septiembre, Pepe se despidió de los feligreses dándoles las gracias y demostrándoles su afecto. Tanto él como Manolo desconocían la sorpresa que les tenían preparada.

El alcalde, Francisco de la Torre, acompañado por el concejal y el director del distrito, llegó tras la Eucaristía y con todos los presentes se dirigió al bulevar de la calle Jacob donde se descubrió un monolito con un placa donde se puede leer: «El Distrito de Campanillas a los sacerdotes Pepe Planas y Manolo Márquez en agradecimiento por su entrega al barrio de Campanillas y a la comunidad de la parroquia».

Tanto Pepe como Manolo se muestran muy agradecidos por este gesto. Manolo Márquez asegura: «Lo valoro como un reconocimiento a la labor que hemos hecho en Campanillas, tanto eclesial como social. Nos dio mucha alegría, es una satisfacción porque vimos reconocido el trabajo de 17 años. Es un signo de que la Iglesia está presente».

Pepe comenta: «Para mí lo más importante es que fuera tanta gente. Gracias a este reconocimiento hemos visto una Iglesia que sigue siendo reconocida y que sigue siendo valorada. Hay muchas personas que ven la importancia de la Iglesia por el bien que hace social, espiritual y humanamente. Para mí esa era la gran alegría».

A punto de despedirse de la parroquia en la que ha desarrollado su labor pastoral en los últimos 17 años, Pepe quiere resaltar sobre todo la labor de la misma: «La parroquia tiene un valor importantísimo actualmente. Sigo creyendo cada día más en ella. Están los arciprestazgos, la vicaría, la Diócesis, que son importantísimas y no le quitan valor a nada de eso. Pero tienen sentido, siempre que haya una parroquia. Por eso tenemos que cuidarla. Ésa es una de las cosas que he descubierto en esta situación».

Pepe, conocido también por arrancarse a bailar sevillanas con mucho arte con los feligreses de su parroquia, es un sacerdote modesto: «Yo soy una persona muy simple, no sirvo para nada, o para casi para nada. Pero sí es verdad que cuando se quiere a la gente, cualquier cosa que tú haces les llega a lo más profundo, al corazón que es lo importante. Para mí la parroquia es lo que dice el papa Francisco: pastores con olor a ovejas, pastores en medio de su rebaño».

Para Manolo y Pepe este «adiós» tiene mucho de «hasta luego». Por eso Pepe recuerda que en su última misa dijo a los feligreses que nunca les olvidaría: «Me mudo, pero pueden venir a buscarme cada vez que me necesiten. No me voy de su corazón ni ellos del mío. Que me busquen y busquen a Dios, que no dejen de buscar a Dios».

Contenido relacionado

Fano ilustra la I Jornada Mundial de los Abuelos y las Personas Mayores

El dibujante malagueño Pachi Velasco Fano ofrece esta ilustración para celebrar...

Los 4 jinetes del verano caminan en busca de Santiago Apóstol

Podcast de la sección Los 4 Jinetes del Verano del programa...

Enlaces de interés