«Los futuros sacerdotes están cercanos a la vida y las preocupaciones de nuestras comunidades»

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

Este domingo, 20 de marzo, el más cercano a la fiesta de san José (patrón de los seminarios) se celebra el Día del Seminario bajo el lema “Sacerdotes al servicio de una Iglesia en camino”. Con este motivo, el Sr. Obispo presidirá, a las 11.30 horas, la Eucaristía en la Catedral de Málaga. Las semanas previas, los seminaristas han recorrido las parroquias, grupos e instituciones de las diócesis con su campaña vocacional, proclamando la alegría de sentirse llamados a ser curas en 2022. En la actualidad, la Iglesia de Málaga cuenta con 17 seminaristas, con una media de edad de unos 25 años. El próximo mes de mayo, dos de ellos serán admitidos a órdenes y, en junio, cinco recibirán la ordenación sacerdotal.

“Sacerdotes al servicio de una Iglesia en camino” es el lema del Día del Seminario, una campaña que necesita de la respuesta y ayuda de todos los fieles. 

En palabras del rector del Seminario, Juan Manuel Ortiz Palomo: «Es cierto que, desde nuestro Seminario, queremos que la realidad vocacional esté presente en las diversas comunidades de nuestra Iglesia diocesana. Pero somos conscientes de que solos no lo podemos lograr: Málaga es una diócesis extensa y variada, y no somos tantos los integrantes de nuestros seminarios diocesanos, el Mayor y el Menor. Necesitamos de vuestra oración y vuestra ayuda para que la pastoral de las vocaciones ocupe el importante lugar que debe tener». Por ello, a la campaña vocacional que realizan los 17 seminaristas por toda la diócesis se une una colecta extraordinaria este fin de semana.

«Sin vuestra generosa colaboración, a todos los niveles, la realidad del Seminario no sería posible», afirma el rector, y añade: «Vuestra oración y vuestros generosos donativos sostienen el presente y el futuro de nuestro Seminario. Pero, para que esto siga siendo así, necesitamos renovar esta generosidad. Vuestra ayuda económica permitirá asegurar el buen funcionamiento y el mantenimiento de las instalaciones. Y vuestra oración al Dueño de la mies para que mande obreros a su mies nos sostendrá en nuestro trabajo de seguir formando «pastores cabales» para la Iglesia de Málaga».

Los seminaristas ensayando para los cantos de la Eucaristia // E. LLAMAS

Los seminaristas ensayando para los cantos de la Eucaristia // E. LLAMAS

Este año, el Día del Seminario también tiene un claro acento sinodal en su lema: «Sacerdotes al servicio de una Iglesia en camino». Para el rector, este lema indica que «la realidad del Seminario y de la formación de los futuros sacerdotes no puede estar lejos de la vida y las preocupaciones que centran el trabajo de la Iglesia y la vida de los cristianos de nuestras comunidades. Si toda la Iglesia ha sido puesta en estado de “Sínodo” por el Santo Padre, también aquí debemos participar de ello, aprender a detectar los errores y, con la ayuda del Espíritu Santo, crecer en fe, esperanza y caridad para acometer mejor los retos que supone hoy ser sacerdotes al servicio de la Iglesia».

Esta es la primera campaña vocacional, como rector, para Juan Manuel, quien recuerda las campañas que vivió como seminarista como «un momento de fiesta, de conocer nuevas realidades de nuestra extensa diócesis a través de la visita a diversas parroquias, de los distintos arciprestazgos. Era una hermosa oportunidad para hacer presente el Seminario, que entonces y ahora, sigue siendo, por desgracia, un gran desconocido para muchos malagueños, que se sorprenden cuando se enteran de que aún hay un grupo de jóvenes que forman la comunidad del Seminario, que se preparan para servir al Señor y a la Iglesia desde el ministerio sacerdotal».

También es la primera campaña vocacional para Miguel Ángel Gómez (18 años), seminarista de primer curso, el más joven de todo el grupo, quien ha recorrido durante la campaña el arciprestago Virgen del Mar. Para él, «ha sido una experiencia preciosa. He aprendido mucho de la gente. Me daban las gracias por compartir con ellos el testimonio y esto me motivaba a seguir adelante».

La Capilla del Buen Pastor, corazón del Seminario,. En ella comienzan y acaban la jornada // E. LLAMAS

La Capilla del Buen Pastor, corazón del Seminario,. En ella comienzan y acaban la jornada // E. LLAMAS

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

«En España han convertido la Religión en una caricatura»

La revista “Religión y escuela” nació en los ochenta para acompañar...

La impronta de San Manuel González en Málaga y la simbología del Seminario

El sacerdote diocesano Antonio Jesús Jiménez Sánchez da hoy su Discurso...

Enlaces de interés