Los Focolares recuerdan en Málaga a Chiara Lubich

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

El 14 de marzo se celebró en la parroquia de Nuestra Señora del Carmen, en Málaga, una Eucaristía con motivo del X aniversario del fallecimiento de Chiara Lubich, fundadora del Movimiento de los Focolares. Acudieron miembros de las distintas vocaciones y ramas del Movimiento: focolarinos, sacerdotes, religiosos, voluntarios, familias nuevas, adherentes y movimiento Gen.

La Eucaristía estuvo presidida por el párroco, José Manuel Caselles, sacerdote misionero claretiano, y concelebrada por otros cinco sacerdotes, tres de ellos también miembros de la comunidad claretiana, y D. Evaristo Mukama, sacerdote de Uganda, explican desde el Movimiento de los Focolares.

«La Eucaristía comenzó con una semblanza de Chiara Lubich (declarada Sierva de Dios por el papa Francisco y actualmente en proceso de beatificación y canonización) realizada por Rafael Arteaga, hermano Marista, que recalcó la dedicación de Chiara a la petición de Jesús al Padre en el Monte de los Olivos, recogida en el Evangelio de San Juan: “Que todos sean Uno” (Jn 17, 11), y la evolución del Movimiento consagrado a la espiritualidad de la Unidad, destacando entre otros aspectos el diálogo interreligioso mantenido tanto con otras religiones cristianas como con otras convicciones (el Islam, el Judaísmo, el Budismo y el Hinduismo), y el desarrollo de la “Economía de Comunión” como encarnación de la espiritualidad de la Unidad en el mundo de la Economía».

En la homilía, «José Manuel Caselles expresó su experiencia personal viviendo la espiritualidad de la Obra de María, destacando una de las meditaciones de Chiara, “Señor, tú eres mi único bien” (Salmo 16), cuya vivencia le ayudó en numerosas ocasiones, especialmente ante momentos difíciles y de dolor. Por su parte, D. Juan Carlos Martos, sacerdote claretiano, tras recordar los puntos de la espiritualidad focolar, acudió a la frase del Evangelio del día “Mi Padre trabaja hasta ahora, y yo también trabajo” (Jn. 5, 17), recogiendo los comentarios que, para dicha Palabra de Vida, fueron pronunciados por Chiara, resaltando que los seguidores de Cristo somos meros “instrumentos de Dios”», explican los coordinadores del Movimiento en Málaga, Daniel y Mª Carmen.

Para concluir, Pilar Cuadros, representante de la rama de los voluntarios de Dios, leyó el escrito de Chiara Lubich: “Tengo un solo esposo sobre la tierra, Jesús Abandonado”, que marcó un momento de especial recogimiento.

La celebración estuvo acompañada por un coro formado por miembros de la comunidad y simpatizantes. Entre los temas interpretados se incluyeron canciones compuestas por los grupos musicales internacionales Gen Rosso y Gen Verde.

Tras la celebración de la Eucaristía, en los salones parroquiales se celebró un encuentro en el que, «en un clima especial de Jesús en Medio, algunos asistentes transmitieron sus primeras experiencias al tomar contacto con el Ideal de la Unidad y cómo viven actualmente dicha espiritualidad».

Encarni Llamas Fortes

Contenido relacionado

Enlaces de interés