«Las familias refuerzan el trabajo asistencial»

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

El 8 de marzo es la fiesta de san Juan de Dios, día que conmemora el fallecimiento del apóstol de las personas con enfermedad mental. Tras oír predicar a san Juan de Ávila, el joven Juan sufrió tal conmoción que llegó a ser tomado por loco e internado en el Hospital Real de Granada.

Mientras duró su internamiento, sufrió en su propia carne el abandono de las personas con trastornos psiquiátricos, y al salir, asumió como misión atender a estos enfermos, a los pobres y a todos los necesitados. Lo que Juan Ciudad comenzó a llevar a cabo entonces de forma humilde constituye hoy una inmensa labor que sus “herederos”, los hermanos de San Juan de Dios, han extendido a los cinco continentes.

En los Centros de San Juan de Dios de Málaga se ofrece asistencia profesional en las áreas de psicogeriatría, discapacidad intelectual, salud mental y atención médica especializada, entre otras.

En el Centro Asistencial de San Juan de Dios de Málaga, familiares, usuarios, profesionales y hermanos de San Juan de Dios constituyen una gran familia. José Tejada es enfermero de la Unidad de Discapacidad Intelectual y trabaja en el Centro desde 1991. Es uno de los profesionales que se han unido a la Asociación de Familiares que viene funcionando desde 1997 y que cuenta con 80 familias asociadas. «Es muy satisfactorio trabajar junto a las familias para mejorar el día a día del paciente de este área y refuerza el trabajo asistencial que se desarrolla en el centro» afirma. El de Málaga es uno de los centros que cuentan con una asociación de estas características, cuyos objetivos son mejorar la calidad de vida de los pacientes, facilitar a las familias formación, apoyo, asesoramiento jurídico y ayuda económica en momentos puntuales, propiciar el acceso a los recursos existentes y la reinserción social del paciente y organizar actividades lúdicas como jardinería, música, salidas recreativas e incluso de acercamiento familiar (permitiendo el traslado de los usuarios a visitar a aquellos familiares que no tienen posibilidad de acudir al centro).

Ana María Medina

Contenido relacionado

EL ESPEJO ANDALUCÍA, 14 de enero de 2022

Las delegaciones de Medios de Comunicación de las diócesis andaluzas emiten...

Enlaces de interés