«La saeta es una oración cantada por el alma»

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

Nació hace 27 años, en Rumanía, pero una familia de Nerja lo adoptó con tan sólo año y medio, y, «con mucho amor» lo han visto crecer en edad, estatura y arte. Antonio Cortés es un cantaor que vive la Semana Santa desde lo hondo.

¿De dónde le viene su vocación a la música y al cante?

Yo creo que es un don de Dios, pues aún no sabía hablar y ya cantaba, hay vídeos caseros que dejan constancia de ello (se ríe).

¿Qué significa la copla para usted?

Ha sido el género que me lo ha dado todo y que me está abriendo las puertas para continuar en esta carrera tan maravillosa que es la música. La verdad es que a mí me gustan muchos estilos, podría decir que todo lo bueno de la música me llega pero, a la copla le tengo un especial cariño.

Ya mismo podremos oír su cuarto disco, ¿han sido unos años muy productivos?

Cuando me paro a pensarlo, me doy cuenta de que en sólo 8 ó 9 años han visto la luz 4 discos. Ha sido un proceso rápido, la verdad. Y estoy muy contento porque es señal de que la gente sigue apostando por ti. Y estoy muy agradecido.

En 2007, cuando aún estudiaba bachillerato, se presentó al concurso de Canal Sur «Se llama copla», consiguiendo el segundo puesto en la final, con un 49% de los votos. ¿Ha cambiado su vida?

La televisión y la fama tienen sus cosas buenas. Los medios de comunicación son una plataforma importantísima para dar a conocer artistas. Nos introduce en los hogares de todo el mundo, para que nos conozcan y nos sigan, y así surge la fama. Pero es un arma de doble filo. Hay que saber usarla bien y respetarla. Para mí, lo importante es ser famoso por tu arte y tu trayectoria, no por otras cuestiones. La fama te ayuda a estar en lo alto, pero también te puede quitar todo en un momento. Dejar de ser anónimo te cambia la vida y en muchas ocasiones no puedes hacer cosas que antes hacías, pero lo importante es que sigas siendo tú, con tus defectos, virtudes, pasiones, amistades… Yo me siento una persona afortunada, porque la fama me ha cambiado, pero para mejor.

Su familia y amigos, ¿qué lugar han ocupado en este proceso de evolución?

Mi familia está la primera, es el pilar de cualquier persona en todos los ámbitos; es la que me sustenta; la que me ayuda a levantarme cada día. Y mis amigos, son parte de mi familia. Para todos ellos también ha cambiado la vida. Es cierto que yo sigo viviendo en Nerja, pero muchas veces no puedo hacer lo que hace todo el mundo, pues puede tener consecuencias.

Es usted muy conocido por cómo canta las saetas.

La Semana Santa me encanta, y cantaba saetas desde que tenía 10 años. En mi parroquia de Nerja era el saetero oficial (se ríe). Muchas de ellas las compongo yo mismo y otras me las componen, lo que me hace muchísima ilusión porque, para mí, la saeta es una oración cantada por el alma y, cuando me las escriben, son verdaderas oraciones que recibo de otras personas. Y también me gusta mucho cantar las tradicionales y las que han interpretado antes muchos cantaores.

Oraciones cantadas por el alma, me encanta esa definición.

Es que así lo siento, para mí son muy importantes. Como cristiano y creyente en Dios, la saeta tiene un valor muy importante cuando se canta.

¿Cómo es su relación con la parroquia, cómo está la fe de Antonio Cortés?

Te diría que, cada día tengo más fe. Y cada día valoro más la inmensa labor social que hace la Iglesia con los más necesitados. Me encanta participar en mis parroquias de Nerja. Pertenezco a la de El Salvador y también tengo muy buena relación con el párroco de San Miguel, Antonio Guzmán, para mí una persona muy importante. En la Iglesia te encuentras con tu fe, contigo mismo y con Dios, y eso te sirve para tu vida.

¿Cómo va a vivir Antonio Cortés esta Semana Santa?

Ya me están faltando días (se ríe). Parto de que lo que vivimos es la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor y de la enseñanza que nos dio con ello. La Semana Santa es muy emocionante para mí y he vivido muchísimas experiencias preciosas a lo largo de mi vida. Además como hermano de Lágrimas y Favores (y como cercano que soy de otras muchas cofradías como Cautivo, Expiración, Dolores…) valoro muchísimo la labor de caridad en todas las hermandades y cofradías. Sólo desde la Fundación Lágrimas y Favores se han distribuido más de 700.000 euros. Creo que es parte de nuestra labor y para eso estamos, para ayudar a los demás, y que esa fe que vivimos en estos días y el ejemplo que Dios nos dio, se note en nuestras acciones.

Encarni Llamas Fortes

Contenido relacionado

Enlaces de interés