«La capacidad de amar de Sta. Soledad era desbordante»

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

El 21 de octubre se estrenó “Luz de Soledad”, la nueva película del director Pablo Moreno (“Un Dios prohibido”, “Poveda”) que relata un periodo de la vida de santa Soledad Torres Acosta, fundadora de las Siervas de María. Su protagonista, Laura Contreras (Zaragoza, 1981) tiene raíces malagueñas y se considera una enamorada de nuestra Semana Santa.

«Queremos que interpretes a santa Soledad Torres» ¿Cómo se recibe esa llamada?

Se me cayó el teléfono de las manos. Lo cogí corriendo diciendo “sí, estoy aquí”. No me lo esperaba, porque el casting había sido en enero de 2015 y pasaron varios meses. Además, cuando hice el casting no sabía ni cuál era el personaje ni si el casting era para reparto o protagonista. Que te ofrezcan de repente un papel protagonista de una monja del siglo XIX… No sabía qué pensar. Cuando me dijeron el reparto y que estaban Lolita y Elena Furiase, me llevé tal alegría que ese fin de semana no pude pegar ojo.

¿Qué aspecto de la vida de santa Soledad Torres Acosta le ha impresionado más?

Sin duda, su transformación. Me quedo con el hecho de que Manuela, que así se llamaba antes de ser Soledad, empezó siendo una joven tímida, frágil, enfermiza, llena de inseguridades, pero hubo una fuerza que la llevó a perseguir su vocación frente a las muchas oposiciones que tuvo desde el comienzo. Ella las fue superando y haciéndose a sí misma una mujer fuerte, que luchó por dedicar su vida a los demás con una capacidad de amar a todos desbordante. Me impresiona su ausencia de miedo, esa superación de sus propios límites, su humildad, su bondad natural… Ha sido un personaje muy especial.

¿Ha aprendido algo de ella?

Como actriz he aprendido muchísimo. Interpretar a un personaje que ha existido realmente te obliga a exigirte ser fiel a la persona que ella fue. Personalmente, he aprendido a plantearme que hay que ser más valientes y tener más conciencia del otro. Estar más por los demás, ayudarles, darse de alguna manera.

¿Recomendaría la película a un no creyente?

Es parte de nuestra historia. Seas creyente o no, a cualquiera le puede interesar conocer de cerca la vida de santa Soledad en una época en la que la mujer lo tenía muy difícil. A las Siervas de María les debemos, por ejemplo, el reconocimiento del título de enfermería.

Antonio Moreno Ruiz

Contenido relacionado

«Sí a la familia y sí a la vida», nota de la Subcomisión Episcopal...

La Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la...

El obispo de Málaga, en los pinceles de Raúl Berzosa

El pintor malagueño ha presentado un retrato del prelado que irá...

Ramón Acosta: «Verdad y amor han de ir siempre de la mano»

El miércoles 22 de junio arrancó el X Encuentro Mundial de...

Enlaces de interés