Enrique Ortigosa: «La mejor forma de conocer a una persona es preguntarle qué libro está leyendo»

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

«Cuando volví del viaje de novios, me encontré que me habían despedido de los grandes almacenes donde trabajaba vendiendo electrodomésticos. Entonces se presentó un matrimonio de mi comunidad parroquial y nos propuso montar un negocio propio. Éramos bibliófilos, sin mucha idea comercial, pero así nació, hace ahora 25 años, la Librería Renacer». Quien lo cuenta es uno de sus fundadores y actual propietario, Enrique Ortigosa (Alfarnate, 1959). La empresa nació en 1988 con dos vertientes: como distribuidora editorial y como librería. Pero en 1997, los dos socios disgregaron su negocio quedándose cada uno con una de las ramas.

«Comenzamos con un nombre prestado: «San Pablo». Aquí en Málaga no existía ninguna librería con ese nombre y apuntamos alto. Luego, tuvimos que cambiarlo porque estaba registrado, y surgió el de «Renacer». Un misionero jesuita había escrito en aquel entonces un libro que se titulaba «Renacer a la solidaridad» y nos gustaba el término porque hacía referencia al bautismo». Y es que Enrique vive su fe precisamente en ese itinerario de redescubrimiento del bautismo que es el Camino Neocatecumenal; y dedica su tiempo a la evangelización, como catequista de adultos en la parroquia de San Antonio María Claret.

«Cuando abrimos la librería lo hicimos también con un sentido neto de evangelización. Luego, fuimos descubriendo la realidad plural de la Iglesia de Málaga e incluso de los hermanos de otras confesiones cristianas que no tenían librería. Entendimos que, sin dejar de ser nosotros mismos, Renacer tenía que ser un lugar en el que todo el mundo tuviera su sitio, un abanico enorme en el que todos tuvieran su varilla».

Esa apertura ideológica le ha creado no pocos enemigos: «La gente más escorada ideológicamente ha visto con malos ojos que hubiera sitio para los de la otra banda. Pero después del tiempo, la gente nos conoce, sabe cuál es el grueso de nuestra librería, qué personas estamos detrás, y sabe también que no prejuzgamos. No somos el censor de la gente. Es como si dices: «¿Vendes cicuta en tu farmacia? Pues mire usted, sí, porque en pequeñas dosis es una medicina».

Yo he vendido libros abiertamente desaconsejables a profesores de Religión porque sus alumnos estaban leyendo ese libro y él tenía que comprender de qué hablaban. Yo no le voy a decir que se vaya a otra tienda porque al fin y al cabo la librería se sostiene de las ventas. No estoy vendido al mercado, pero tengo que atender al mercado».

Su actual situación es privilegiada, en plena calle Granada, adonde se trasladaron en 1991 desde su primer emplazamiento junto al Santuario de la Victoria. El entorno del museo Picasso y la Catedral es zona natural de paso de turistas, lo que configura el diseño de su escaparate: guías turísticas, literatura, psicología, educación… «La gente con alergia a las librerías religiosas se da cuenta de que está en una cuando ya está dentro y por eso, Renacer es también lugar de encuentro, de acogida y, por qué no, de primer anuncio. Si la persona me da motivos, le hablo de Dios. No voy pegando cristazos; pero si me dan pie…».

El trato especializado y personalizado es, sin duda, uno de los puntales sobre los que se basa el éxito de Renacer. «Me sorprende la capacidad que tengo de detectar a quién tengo delante. La mejor forma de conocer a una persona es preguntarle qué libro está leyendo. Eso ya dice por dónde va, cuál es su talante. Sólo la manera de hablar o de mirar me da pistas para saber qué tipo de libro le recomendaría».

¿El libro que más ha vendido? La Palabra de Dios. «Los evangelios anuales son superventas. Sólo del que edita EDIBESA vendimos más de 1.000 del año 2013 y del de 2014 ya llevamos casi 300 vendidos. En cuanto a Biblias, se venden todos los años unas 200». Sobre la repercusión de la crisis, es claro: «Sobreviviremos si Dios quiere y la gente sigue comprando».

Contenido relacionado

Semblanza de Miguel Vega Martín

En la Misa exequial por el sacerdote malagueño Miguel Vega Martín,...

La exposición “El Verbo Encarnado” se inaugura el martes 21 de septiembre

La exposición y veneración de trece imágenes devocionales de la Semana...

Salvador Guerrero: «el decreto es una buena noticia para la Iglesia de Málaga»

El delegado episcopal de Hermandades y Cofradías de la Diócesis de...

Enlaces de interés