El Santo Niño resucita en Gaucín

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

Francisco García Mota, hijo adoptivo de Gaucín, explica la historia de la devoción más popular de esta localidad de la Serranía, el Santo Niño.

«El joven san Juan de Dios hizo una imagen del niño tal y como a él se le apareció y la llevó a Gaucín como recuerdo de sus vivencias».

Corría el año 1536 cuando, en una pequeña villa de la Serranía de Ronda llamada Gaucín ocurrieron los hechos que relata el canónigo de la Catedral de Málaga, Francisco García Mota, hijo adoptivo de Gaucín: «era el 8 de septiembre cuando Juan Ciudad iba camino de Gaucín, procedente de Gibraltar, cargado de libros para vender. En un momento del camino se encontró a un niño descalzo, con los pies heridos y le dijo: “mis zapatos no te quedan bien pero yo te llevaré”, y fue entonces cuando se lo echó al hombro y así, llegaron a una fuentecita donde Juan fue a refrescarse, cuando de repente vio que el niño mudaba su apariencia y le decía: “Juan, Granada será tu cruz” y desapareció. Juan de Dios, como se le conoce posteriormente, se fue a Granada y realizó la labor humanitaria tan enorme que todos conocemos y por la que sería canonizado en 1690 por el papa Alejandro VIII».

García Mota explica que «el joven Juan hizo una imagen del niño tal y como a él se le apareció, y la llevó a Gaucín como un recuerdo de sus vivencias. Desde entonces para Gaucín, el Santo Niño es fundamental para la vida del pueblo. Esta localidad vive alrededor del Niño, y como no tienen una imagen del Resucitado, para Gaucín el Niño simboliza al Señor que, como Resucitado, se apareció a San Juan de Dios. Por eso, durante muchos años se ha sacado su imagen en procesión el Domingo de Resurrección, día en el que también se celebra otra tradición muy popular, como es el Toro de Cuerda».
Por curioso que parezca, la patrona de la localidad es la Virgen de las Nieves pero, como recuerda el canónigo, «el pueblo vive alrededor del Niño. La gente no puede vivir sin el Niño. Los gaucineños van a contarle sus dolores y allí encuentran su consuelo».

Son tres los lugares donde se venera esta imagen del Santo Niño: la ermita situada en el Castillo del Águila, la parroquia de San Sebastian y la Ermita del Encuentro, junto a la fuente de la Adelfilla, que fue el lugar donde se le apareció el Santo Niño al entonces Juan Ciudad.

Beatriz Lafuente

Contenido relacionado

Enlaces de interés