El informe de la Fundación FOESSA y la Universidad de Málaga reclama escuchar las voces olvidadas de la barriada de Los Asperones

Diócesis de Málaga
Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

La investigación abre nuevas maneras de acercarse al mundo de la exclusión
social severa, centrando su mirada en las condiciones de vida de los vecinos
El estudio de la Universidad de Málaga ganó el III Concurso de Investigación de la Fundación FOESSA

La Fundación FOESSA (Fomento de Estudios Sociales y Sociología Aplicada), entidad privada y sin ánimo de lucro, ha presentado este miércoles en la sala de juntas del Rectorado de Málaga las conclusiones de la investigación “Mirando juntos para ver más allá: metáforas de resiliencia, empoderamiento e inclusión social”.

El trabajo, llevado a cabo por un amplio equipo de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Málaga, está centrado en la realidad de las personas que habitan el malagueño barrio de los Asperones. La barriada, que fue creada en un principio como asentamiento provisional para dos años, lleva instalada en la periferia no sólo geográfica de la ciudad, más de tres décadas. Actualmente, se encuentra flanqueada por el cementerio municipal, el vertedero de basura y varios desguaces de automóviles.

La aportación más original del estudio -ganador del III Concurso de Investigación de la Fundación FOESSA- es que se centra en amplificar las metáforas con las que los vecinos y vecinas de esta barriada se refieren a sí mismos, su situación, y sus esperanzas. Durante el acto de presentación de las conclusiones de este trabajo, Pedro Fuentes, miembro del equipo técnico de la Fundación FOESSA explicó cómo las metáforas “pueden ser una potente herramienta de investigación social, pues nos permiten conectar de una manera muy intuitiva con la profundidad de la realidad que viven las personas”.

“Cementerio de vivos”

Por su parte, el coordinador de la investigación y profesor titular en el Departamento de Teoría e Historia de la Educación, Cristóbal Ruiz-Román, indicó que los vecinos y vecinas definen el barrio como un “cementerio de vivos” donde “la vida se vive al 50 o al 60%”.

En Los Asperones viven actualmente cerca de 1.000 personas, con una importante presencia de niños, niñas, y adolescentes. El hecho que el barrio esté marcado por un fuerte estigma social hace que sea una zona de marginación con problemas de extrema pobreza, hacinamiento, desempleo generalizado y problemas de salud mental. “Como dicen los propios vecinos: ‘aquí la persona que no tiene depresión es porque no es persona’», resaltó.

Por su parte, Lorena Molina, miembro del equipo de la universidad que ha desarrollado la investigación, abundó en el efecto nocivo que tienen algunas políticas sociales llevadas a cabo que, en lugar de erradicar las situaciones de exclusión, las perpetúan y las sostiene. Dichas políticas sociales ni generan una transformación social, ni permiten que las personas salgan de la «cárcel» de la pobreza, impidiendo que puedan ser más libres y autónomas. “Las personas que viven allí manifiestan que aquello es una ‘condena’ para las que nacen y crecen en dicho barrio. Es como una ‘cadena de generación en generación. Eso son los barrios con exclusión social. Nacer aquí es sentenciarte’, afirman las vecinas y vecinos”, según recordó Molina.

Plan de actuación urgente

El informe reclama a las administraciones una buena gestión de forma que no se sigan extendiendo estas ‘condenas’ y se revoquen con carácter de emergencia, mediante Planes de Actuación Urgente. La investigación urge también a atajar los daños provocados por estas calamitosas situaciones, que se reconozcan los derechos quebrantados y se promocionen a las personas. “Las personas reclaman que se les escuche y se tenga en cuenta su opinión. Estas personan necesitan también ‘ser escuchados’ pues ‘somos personas’”, indicó Molina.

La jornada de presentación de las conclusiones de este original estudio fue inaugurada por Manuel Bretón, presidente de la Fundación FOESSA y de Cáritas Española; Francisco Murillo, vicerrector de Estudiantes de la Universidad de Málaga; y Antonio Collado, delegado episcopal de Cáritas diocesana de Málaga. Durante el cierre, el secretario técnico de la Fundación FOESSA, Raúl Flores, apuntó la necesidad de una solución urgente para el barrio de Los Asperones, y para otras tantas realidades de exclusión severa que hay en nuestro país. “Soluciones que han de construirse desde el diálogo y el compromiso de todos los agentes sociales y de todas las administraciones públicas, que han de ser garantes, de los derechos de todos, también de las personas que viven en este barrio”, apostilló.

Sobre el concurso

El proyecto presentando fue ganador del III Concurso de proyecto de investigación convocado por la fundación Foessa con una dotación económica de 15.000€ que ha permitido la realización del mismo.

El Concurso de Investigación en Proyectos Sociales de la Fundación FOESSA pretende contribuir a la profundización y conocimiento de la realidad social española.

Sobre FOESSA

La Fundación FOESSA fue creada por Cáritas Española en 1965 y tiene entre sus propósitos principales “servir a los intereses generales de la sociedad a través de la investigación aplicada y la difusión de temas sociales, la promoción y realización de estudios de investigación relativos a la realidad social, cultural y económica de España y de otros países”.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Los jóvenes de Málaga componen la canción oficial de la Jornada por las Vocaciones

Los jóvenes del grupo malagueño Shemá han compuesto la canción oficial...

La primera viga del tejado de la Catedral añade un nuevo movimiento a la...

En torno a las 13.40 horas de este viernes 12 de...

Enlaces de interés