El hilo conductor de esta exposición es la búsqueda

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

El sacerdote malagueño José Luis Linares expone hasta el 4 de febrero en la Galería de Arte Benedito (Calle Niño de Guevara, 2. Málaga) una selección de su obra expresionista. La muestra, que comparte con los artistas Victoria Márquez y Jerónimo López, tiene un fin benéfico. Concretamente, los beneficios irán destinados a dotar con máquinas de coser y formación a 28 mujeres de Chinnapandraka al sur de la India que podrán encontrar así un medio de vida para ellas y sus familias.

¿Cómo surgió la idea de hacer esta exposición? 

Después de mi jubilación, estuve un tiempo en América y, a mi regreso, continué con mi afición en el taller de Jorge Rando. Pensé que pintar por pintar no tenía mucho sentido, pero darle un fin benéfico a la obra suponía un estímulo. Como tengo mucha relación con las familias indias de la zona de Chinnapandraka, de donde es natural un compañero en el sacerdocio, Ramesh Babu Gudapati, actualmente párroco de Guaro y Monda, pensé que podría ser muy bonito poner mi arte al servicio de los más pobres de su ciudad natal y seguir haciendo el bien en lo que pueda. Es una forma de devolverles el favor por tanto bien como hace Babu al servicio de la Diócesis de Málaga. Si no llega a ser por ellas, no hago esta exposición.

Entre sus cuadros se contempla la nostalgia, el miedo que se vive en una patera, la tristeza, la furia del mar y del fuego… ¿Cuál es el hilo conductor?

El hilo conductor de esta exposición es la búsqueda. Soy una persona inquieta no me gusta que me encasillen, me gusta buscar donde haya belleza, donde haya verdad, donde haya sinceridad… Y eso es lo que se manifiesta en mi obra. 

¿Cuál es su experiencia espiritual frente al lienzo en blanco?

Mi experiencia es crear. Eempiezo y termino de una forma totalmente distinta. Tengo el boceto, pero a medida que voy pintando, juego con los colores. Me gusta jugar con los colores, porque para mí, la pintura, es un entretenimiento. Pinto muy rápido, me gusta la espontaneidad, no me van mucho los retoques. La pintura me ayuda mucho a desconectar, cuando se me acumulan los problemas, pinto y salgo como nuevo. Me pasa lo mismo con el trabajo de jardinería, me encanta trabajar la tierra y las plantas.

Pintor, jardinero… dos oficios con los que se identifica mucho a Dios

Dios está en todo. Él es la suma belleza. Él me ha dado esta capacidad, esta sensibilidad. Hay otra gente que es más seca y no sufren. Yo sufro mucho cuando veo sufrir a los demás. Y me molesta la falta de belleza con la que, a veces, hacemos las cosas y lo atrevidos que somos con tal de agradar.

Aunque casi todos los cuadros se han vendido, todavía la gente puede colaborar

La muestra cierra el 4, pero mucha gente y algunas parroquias ha llamado a la galería para contribuir con la obra social que estamos llevando adelante. Es un proyecto muy bonito de 28 familias a quienes vamos a dar no solo una ayuda puntual sino un medio de vida. 

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés