El Año de la fe, una ocasión para volver a la raíz

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

Este domingo, 14 de octubre, a las 11.30 horas, D. Jesús Catalá presidirá en la Catedral la Eucaristía con la que la Diócesis de Málaga solemniza la apertura del Año de la Fe que el papa Benedicto XVI acaba de inaugurar. «Animad a los fieles a que, en este Año de la Fe, visiten su pila bautismal, en la que fueron bautizados, y hagan profesión de fe», con este deseo presentaba el Sr. Obispo las prioridades pastorales a los sacerdotes de la diócesis.

«Celebrar el Año de la fe» es la primera de las prioridades pastorales de nuestra Diócesis, por ello, el documento diocesano que presenta dichas prioridades ofrece a las parroquias y grupos malagueños varias acciones con las que conocer, celebrar y vivir el Año de la Fe. Además irán surgiendo muchas iniciativas entre los cristianos malagueños para mostrar la belleza de la fe.

En su presentación de las prioridades pastorales, el Sr. Obispo destacó dos iniciativas para llevar a cabo durante el Año de la fe. «Os invito a que rememoremos nuestro bautismo», afirmó D. Jesús Catalá, «vayamos a nuestra pila bautismal, aunque esté a 300 kilómetros de distancia, y profesemos la fe rezando el credo».

También animó a los párrocos a que, durante este año, en la fiesta del bautismo del Señor, la Vigilia Pascual, y otras fechas señaladas, los feligreses recen el credo alrededor de la pila bautismal y después la besen o hagan cualquier otro gesto de veneración.

Y, por otro lado, propuso hacer un recordatorio diocesano con el logo del Año de la fe y el texto del credo para «distribuir a todos los fieles y animarles a que todos los días del Año de la fe puedan profesar la fe y rezar el credo en casa, en familia, al bendecir la mesa, al acostar a los niños…». Todos estamos invitados a aprovechar este año como una oportunidad para renovar nuestra adhesión al Evangelio, conocer mejor la fe de la Iglesia y transmitirla de forma más convincente.

Acrecentando también nuestro compromiso caritativo y social con los más necesitados, expresión auténtica de la fe, que actúa por la caridad, encauzando nuestra solidaridad especialmente a través de Cáritas y las demás instituciones de la Iglesia. Aprovechemos esta oportunidad.

ACCIONES CONCRETAS PARA CELEBRAR EL AÑO DE LA FE

Conocer

– Leer y reflexionar la carta apostólica Porta Fidei.

– Profundizar en el Catecismo de la Iglesia Católica, en grupo o individualmente.

– Estudiar, personalmente o en grupo, los documentos del Concilio Vaticano II, al menos sus cuatro constituciones, y darlas a conocer.

– Hacer el ciclo formativo de la Escuela Teológica «Beato Manuel González».

Celebrar

– Participar en los actos de apertura y clausura diocesana del Año de la fe, los domingos, día 14 de octubre de 2012 y día 24 de noviembre de 2013, respectivamente.

– Participar en los encuentros que se organicen en el ámbito parroquial y diocesano para celebrar el Año de la fe.

– Propiciar momentos solemnes de profesión de la fe en la liturgia, de modo particular en la eucaristía dominical.

– Celebrar comunitariamente la fe, en torno a la pila bautismal, en la fiesta del Bautismo del Señor.

– Hacer profesión de fe en la familia, en el hogar, en algunos momentos significativos: Navidad, Pascua, aniversarios de acontecimientos familiares.

– Visitar la pila bautismal donde uno haya sido bautizado, en el aniversario del propio bautismo, y hacer profesión de fe.

– Peregrinar y hacer profesión de fe en Roma y en Tierra Santa.

– Orar por el fruto pastoral de la Asamblea del Sínodo de los Obispos en Roma, y de la Jornada Mundial de la Juventud en Brasil.

– Dar especial relieve a la celebración del Día del Amor Fraterno y del Día de la Caridad, resaltando la vinculación de la fe con la caridad.

Vivir

– Mostrar cuando sea oportuno nuestra condición de creyentes.

– Facilitar la participación de los jóvenes en el Encuentro Europeo de Jóvenes y en la Jornada Mundial de la Juventud.

– Participar en la Jornada de las cofradías y de la piedad popular, en Roma.

– Fomentar el aprecio por el Catecismo de la Iglesia Católica, su Compendio y el «Youcat» como instrumentos privilegiados para un conocimiento articulado de la fe.

– Compartir nuestros bienes de una manera estable, colaborando como voluntario y haciéndose socio de Cáritas, o de alguna otra institución socio-caritativa de la Iglesia.

– Contribuir con nuestro esfuerzo a la salida de la crisis económica, secundando las iniciativas que ayuden al bien común y a la protección de los derechos de los más débiles.

Contenido relacionado

La conservación de los templos es una tarea para hacer entre todos

Mensaje del Ecónomo Diocesano, Rafael Carmona, con motivo de la campaña...

Semblanza de Francisco Ruiz

Semblanza leída por el deán de la Catedral, Antonio Aguilera, en...

Enlaces de interés