D. Jesús Catalá bendice un oratorio para niños en el Colegio Sierra Blanca

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

El Sr. Obispo presidió la bendición y dedicación del altar de este nuevo oratorio del colegio Sierra Blanca en Málaga, instalado junto a las clases de 4 y 5 años. Hoy jueves ha tenido lugar esta celebración litúrgica en la que junto al personal docente participaron algunas de las familias de los alumnos de infantil.

La directora del colegio Sierra Blanca, Sandra Pérez, explica que “significa mucho para nosotras que D. Jesús haya querido venir al colegio. No sólo a presidir la ceremonia, sino que ha querido estar con las familias, el profesorado y las alumnas para dedicarles unas palabras, en un ambiente familiar y apoyarnos así, para seguir poniendo todo el empeño por contribuir a la sociedad con una educación de calidad basada en los valores cristianos”.

“Quiero animar a los padres a que elijan la asignatura de religión. Que no tengan miedo a la verdad, porque esta les va a proporcionar las herramientas necesarias para saber abordar los retos que les depare el futuro. Así lo defendemos en nuestro proyecto educativo, que tiene una clara orientación cristiana y desde el respeto por todas las creencias, nuestros colegios ofrecen una educación basada en una concepción trascendente de la vida desde una óptica libre y responsable. Por tanto todo nuestro quehacer educativo busca enraizar en nuestros alumnos valores humanos y cristianos como la solidaridad, el esfuerzo, la generosidad, el servicio a la sociedad, la búsqueda de la verdad y la libertad. Todos los hábitos de piedad y costumbres, se transmiten de manera transversal, desde que los niños  son pequeños, y además de manera bilingüe”.

El Sr. Obispo durante la visita a las instalaciones afirmó que “está encantado de estar con los alumnos, los padres y los profesores, ya que siempre la tarea educativa es muy complicada y en estos tiempos, más aún. Los educadores tienen una tarea muy importante y difícil, en la que a veces hay que luchar contra corriente. Por ello, necesitamos mayor respeto y libertad para que cada uno pueda educar a sus hijos según lo que él crea. Quiero felicitar y animar al Sierra Blanca a que continúen en esta importante tarea”.  

Contenido relacionado

Pedro J. Marín: «Es decir nuevamente un sí quiero al servicio»

Pedro Javier Marín Galiano es aspirante al diaconado permanente en Málaga....

«La muerte en accidente laboral es una tragedia humana porque el trabajo es para...

Comunicado de la HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica) de Málaga...

Enlaces de interés