Cuevas de San Marcos celebra en octubre el rosario de la aurora desde el siglo XVII

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

Durante los domingos del mes de octubre, a las 6:30 de la mañana.

Una costumbre que ha perdurado hasta el día de hoy y que tiene su origen en el siglo XVII. Los vecinos y los hermanos de la aurora rezan el Santo Rosario y cantan las coplas a la Virgen del Rosario por las calles del pueblo, y terminan con la celebración de la Eucaristía en la Iglesia parroquial.

Esta costumbre de rezar el Santo Rosario en las madrugadas del sábado al domingo del mes de octubre, se remonta al siglo XVII, concretamente, al día 11 de septiembre de 1667, cuando el entonces obispo de Málaga, Fray Alonso de Santo Tomás, firma los estatutos de la que se denominaba "Hermandad de Caballeros de Nuestra Señora del Rosario". En sus Constituciones se especifica que todos los domingos de cada mes se reunirían los cofrades para el rezo del Santo Rosario, igualmente todos los sábados de todo el año en el que además se asistiría a misa y se pediría limosna. 
  
Estas Constituciones tenían su base en las Normas aprobadas en Colonia en el año 1475 por las cuales se establecía "la obligación de rezar el Rosario entero una vez a la semana, participar en todos los bienes espirituales, como son ayunos, oraciones, etc., por las ánimas de los cofrades difuntos, asistir a la procesión a la procesión de todos los domingos primeros de mes a la hora que en ella pueda acudir más gente, acompañando a la Santísima Imagen de la Soberana Virgen Nuestra Señora y celebrar una solemnísima procesión una vez al mes". 
  
Posteriormente, ya en el año 1699, aparecen las primeras hermandades con el título de "Nuestra Señora de la Aurora" que prevaleció. Mucho más tarde, en el siglo XVIII, el clero sevillano, a través de Fray Pedro de Santa María y Ulloa, el Apóstol del Rosario, se extendió por toda Andalucía la costumbre de rezar el Rosario en las Iglesias y ya en el siglo XIX se tomó la decisión de salir a la calle. Cuando salió a la calle, el rezo del Santo Rosario se iniciaba cantando la primera estrofa en la capilla de la Virgen del Rosario y ante Ella. Luego se hacía un itinerario por las calles del pueblo variando el recorrido según las circunstancias, ya que se solía cantar la estación no al final de cada misterio del Rosario, sino cuando decía el campanillero que recibía encargos de familiares de enfermos para implorar la protección de la Virgen o bien de personas que contribuirían al sostenimiento de la Hermandad. La última estación, de nuevo, se cantaba ante la capilla de la Virgen del Rosario e inmediatamente se procedía celebrar la Santa Misa.

¿Por qué este cambio de nombre de Nuestra Señora del Rosario por nuestra Señora de la Aurora? El concepto de Virgen de la Aurora procede de un versículo latino que dice así: “Quod est ista quae progreditur quasi aurora?”: ¿Quién es ésta que nace cual la aurora? Y el proceso debió de ser el siguiente: del canto al alba o aurora, se pasó a la Aurora Divina y posteriormente a la Aurora María, según se recoge en sus coplas.

Más información en: www.diocesismalaga.es

Contenido relacionado

Enlaces de interés