Confirmaciones en la parroquia Santa María, Estrella de los Mares (Guadalmar-Málaga)

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

Homilía pronunciada por el Obispo de Málaga, D. Jesús Catalá, en la Eucaristía celebrada con motivo de las confirmaciones en la Parroquia de Santa María, Estrella de los Mares, de Guadalmar-Málaga el 8 de mayo de 2012.

CONFIRMACIONES EN LA PARROQUIA

DE SANTA MARÍA, ESTRELLA DE LOS MARES

(Guadalmar-Málaga, 8 mayo 2012)

Lecturas: Hch 14,19-28; Sal 144; Jn 14,27-31a.

1.- El Señor quiere robustecer la vida que os regaló en el bautismo; una vida nueva y distinta de la vida natural; es la presencia de Dios en vuestra vida y el perdón de los pecados. Ahora el Señor quiere robustecerla, que arraigue más, que dé frutos. Eso es lo que vamos a pedir en esta celebración de confirmación por todos vosotros.

Hoy en el Evangelio hemos escuchado una monición que nos dice que era el ambiente de la Última Cena. El Señor les dice tres cosas a los discípulos. El Señor resucitado cuando se encuentra con los discípulos y apóstoles les hace un mismo saludo siempre. Confirmandos: ¿con qué saludo se encuentra Jesús con los discípulos después de resucitar? (Respuesta de los confirmandos: la paz os doy). «La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo» (Jn 14,27). La paz que trae el Señor es otra cosa distinta a como piensa el mundo. No es ausencia de guerra, no es falta de tensión, no es no tener enemistades. La paz de Cristo es mucho más porque es, en primer lugar, el habernos puesto en sintonía con Dios después de que nosotros habíamos roto esa relación. Segundo, nos pone en sintonía con el hermano con quien también la hemos roto por el pecado. Y, tercero, nos da la vida divina. La paz es un don.

2.- Pero, ¿qué otros dones vais a recibir esta tarde los confirmandos? Primero, el don del Espíritu Santo. Este es el gran don. Ese don se desgrana en otros dones. Nuestra pequeña inteligencia necesita describir algo tan inmenso que no tenemos palabras para describirlo. Ese don del Espíritu Santo, cuando yo haga sobre vosotros la oración de la imposición de manos, le pediré al Señor que os dé el Espíritu Santo y describiré los siete dones.

¿Recordáis alguno de estos siete dones? (Responden los confirmandos: sabiduría, fortaleza, temor de Dios, entendimiento…). El Espíritu os llenará con sus dones.

La paz y la alegría son dos dones específicamente pascuales. Cuando el Señor se encuentra con los apóstoles les dice: «La paz con vosotros». Y cuando se marcha siempre dicen los textos de los Hechos de los Apóstoles que se quedaron llenos de alegría.

Cuando salgáis hoy del templo parroquial saldréis transformados, no vais a salir como habéis entrado. Vais a salir llenos del Espíritu del Señor, llenos de sus dones, llenos de su paz y de su alegría. Estamos agradecidos al Señor porque nos va a dar el gran regalo del Espíritu.

3.- Primera enseñanza que Jesús nos hace: la paz. Segunda enseñanza que Jesús les transmite a los discípulos según el evangelio de Juan: no seáis cobardes. No tengáis miedo, no os amedrentéis (cf. Jn 14,27).

Quiero repetir esa frase. Os saludo: la paz esté con vosotros, que el Señor os conceda la paz. Y, en segundo lugar: no tengáis miedo de ser cristianos, no seáis cobardes en dar testimonio de la fe de Jesús. ¿Para qué vais a recibir la confirmación? Para recibir la fuerza del Espíritu que os hará capaces de ser testigos, que os quitará el temor.

Recordáis lo que pasó con los apóstoles. ¿Qué ocurrió cuando Jesús murió en la cruz? ¿Qué hicieron los apóstoles? (Respuesta de los confirmandos: se escondieron). Se encerraron en una casa echándole la llave a la puerta. Pero, ¿qué ocurrió cuando recibieron el Espíritu en Pentecostés? (Respuesta de los confirmandos: salieron a la calle). Salieron a las calles y a las plazas a predicar sin temor. Aunque fueron criticados, perseguidos, metidos en la cárcel, azotados y a algunos los mataron. Pero no tuvieron miedo.

¿Qué os quiere decir hoy el Señor con la confirmación? Tomad la fuerza del Espíritu, salid a la calle y no tened miedo de decir que sois católicos, que sois cristianos. Y decidlo en la escuela, en la universidad, en el trabajo, en el ambiente de familia, con los amigos… no tengáis miedo de decir que sois cristianos. Vais a recibir la fuerza para poder hacerlo, no vais a contar sólo con vuestras propias fuerzas.

4.- Y, una última enseñanza que nos hace Jesús. Al final del evangelio, ¿qué enseñanza nos hace Jesús? Les dice a los discípulos: «Yo amo al Padre y le obedezco» (cf. Jn 14, 31a). El término «amar» significa varias cosas: fiarse, creer, experimentar a Jesús en la vida y obedecerle.

También en el sacramento de la confirmación la fuerza que se os dará os capacitará para amar más a Dios y obedecerle mejor. Los más mayores ya sabéis que la sociedad no nos invita a vivir como cristianos. Tiene sus leyes, sus normas, sus modelos, su ideología y nos invita a otras cosas muy distintas de lo que se desprende de la fe. Si decimos que amamos a Dios no es sólo de boquilla. Así nos lo recuerda san Juan cuando nos dice que no amemos a Dios sólo de boquilla, sino que debemos amarle de corazón.

El Señor hoy nos invita a preguntarnos si amamos a Dios. Luego tenemos que ser consecuentes obedeciéndole.

Tres enseñanzas de Jesús. Recordemos: el don de la paz, no tener miedo de manifestarnos como cristianos y amar significa obedecer.

5.- Ahora vamos a ver qué pasó en los Hechos de los Apóstoles, la primera lectura de hoy. Lo que narra sobre san Pablo es un recorrido que hace por las distintas ciudades de lo que sería el Asia Menor. Habéis oído nombres como Licaonia, Listra, Derbe,… son nombres de poblaciones que están en Asia Menor. San Pablo fue anunciando, siendo testigo del Señor en esas y otras ciudades. Él no era de ahí. Pablo, después de encontrarse con Jesús, con la fuerza del mismo Espíritu Santo, es capaz de dar testimonio de la fe y de evangelizar en una zona distinta de Jerusalén, ir a los paganos. Fue a los griegos y fue a la zona del Asia Menor. Estuvo en lo que hoy sería Turquía. Él era natural de un pueblo de Tarso.

¿Qué nos está diciendo Saulo? ¿Nos está pidiendo el Señor que vayamos a Turquía? Puede que sí. A lo mejor os llama a algunos a ser misioneros o misioneras en Turquía en medio del islam. Pero seguramente que hoy no, quizás más adelante. ¿Qué pensáis que está diciendo Pablo? ¿Cuál es el ejemplo que Pablo nos da? Nos está diciendo que el Evangelio es para todo el mundo, sea de la raza, del color o de la cultura que sea.

6.- No hace falta salir mucho de Málaga, aquí en Guadalmar ocurrirá lo mismo, para darnos cuenta que convivimos malagueños, latinoamericanos, centroeuropeos y posiblemente hasta chinos.

El domingo pasado estuve haciendo la Visita pastoral en la parroquia de Santiago que está en el centro de la ciudad, a un tiro de piedra de la Catedral. En el estudio de la población, en el censo poblacional había una representación de una gran cantidad de países, hasta un buen número de chinos.

Entonces, ¿qué nos está diciendo Pablo? Que seamos capaces de hablar de Jesucristo a todo ese mundo que nos rodea que no son solamente malagueños. Pueden ser alemanes, británicos, turcos, rumanos, colombianos… Y que tenemos que evangelizar saliendo fuera, no podemos quedarnos aquí de puertas hacia dentro del templo. Porque seguro que encontráis en el colegio, en la universidad o el trabajo gente que puede que no conozca a Jesucristo. ¿Por qué no hablarle de Jesús y ser testigo de la fe?

El Señor a los confirmandos os va a regalar el don de su Espíritu que os fortalecerá para todo lo que os hemos dicho. Y al resto que ya estamos confirmados ya lo tenemos. Quiere decir que no va sólo para ellos la misión, sino que va para cada uno de nosotros.

7.- Hoy, además de esta celebración de la confirmación, damos gracias a Dios por la consagración del templo parroquial de Santa María Estrella de los Mares. Es una presencia especial que Dios ha querido tener en Guadalmar, que es este lugar sacro y esta iglesia con su estética moderna, con su mucha luz y a la que queréis porque es vuestra parroquia.

Hoy damos gracias a Dios, sobre todo, por la presencia maternal de la Virgen, Santa María Estrella de los Mares. Es un título precioso, muy bonito. La estrella que nos guía en medio de esas tormentas que puede haber en medio del mar, que a veces zozobramos, a veces tememos, a veces nos hundimos, a veces perdemos el equilibrio. En todos esos momentos la Virgen está a nuestro lado como hizo Jesús con Pedro, que lo tomó de la mano para que no se hundiera (cf. Mt 14, 31), la Virgen nos acompaña siempre.

Vamos a pedirle la intercesión a la Virgen para que siempre esté con nosotros. Que Ella nos bendiga, nos acompañe y nos proteja. Y que proteja a esta comunidad reciente que está creciendo poco a poco y desarrollándose en medio de la sociedad. Le damos gracias al Señor y le pedimos que nos bendiga a todos y a la Virgen que nos acompañe. Que así sea.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

El Papa Francisco recibe la medalla del Centenario de la Agrupación de Cofradías de...

Con motivo de una visita privada para la organización y divulgación...

Agustín Zambrana: «Aprendí de Manolo Lozano su paciencia»

Me piden que escriba sobre mi experiencia en los inicios de...

Presentación del libro de Fano en la parroquia de la Amargura

La parroquia de Santa María de la Amargura, en Málaga, a...

Enlaces de interés