«Agradecemos de corazón la delicadeza que ha tenido como pastor que visita a su feligresía y la reconforta»

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

Tras la visita a las parroquias de Monda y Churriana, el Obispo de Málaga, D. Jesús Catalá, continuó la Visita Pastoral, por el arciprestazgo de Coín, en la parroquia de María Auxiliadora, en Villafranco del Guadalhorce.

El párroco, Mario Fernando Mestanza, explica que la jornada (el 7 de abril) comenzó con la acogida de los feligreses al Sr. Obispo «cuya primera parada, dentro del templo, fue ante el Santísimo, donde dedicó un tiempo a la oración. Después visitó las humildes instalaciones de la parroquia, atendida por las Hermanas Doroteas Ceci, Tere y Lupe, en las que dan respuesta a los niños en su formación. También visitamos un almacén en el que las hermanas van preparando los enseres del mercadillo que cada año hacen en favor de Manos Unidas».

El momento más emotivo del día suele ser la visita a los enfermos de la parroquias y así lo define el párroco: «Fue un encuentro muy cercano, con ellos y con la familia. Les impuso las manos, oró por ellos y les dio la comunión. Y juntos rezamos por su pronta recuperación y por las personas que se dedican a cuidar de ellos». 

De regreso al templo, D. Jesús administró el sacramento de la confesión y compartió un tiempo de reunión con los feligreses de la asamblea parroquial, niños incluidos. «Siempre recibimos de sus palabras aliento y ánimo para ver cómo afrontar los retos que nos va planteando la sociedad», afirma Mario Fernando. 

Después llegó el momento más importante del día, la celebración de la Eucaristía. En la homilía, el Sr. Obispo «siguió animándonos a continuar los pasos de Cristo Redentor y Salvador. Al concluir, hizo un acto muy bonito, bendijo a los niños que se preparan la recibir por primera vez la comunión y después se tomó una foto con ellos y con todos los participantes en la asamblea. Para terminar, las Hermanas Doroteas y la comunidad parroquial ofrecieron un pequeño ágape a nuestro Sr. Obispo, a quien agradecemos de corazón la delicadeza que ha tenido como pastor que visita a su feligresía y la reconforta con la Palabra de Dios y con la Eucaristía. Muchas gracias, D. Jesús», concluye el párroco. 

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Roma acoge el X Encuentro Mundial de las Familias con la presencia de Málaga

Los delegados de Pastoral Familiar, Ramón Acosta y Rosa Bejarano participan...

«Contemplemos en él lo que él contempló y vivió de Jesús»

La parroquia Virgen del Camino acogió la misa de acción de...

«Sí a la familia y sí a la vida», nota de la Subcomisión Episcopal...

La Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la...

Enlaces de interés