Úbeda revive la noche en la que San Juan de la Cruz fue a «cantar maitines al cielo»

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

Un año más, la ciudad de Úbeda ha celebrado el tránsito de San Juan de la Cruz. En una preciosa vigilia en donde se entremezclaban poesías y cartas del santo patrón de los poetas españolas, canciones de sus composiciones y relatos históricos, la ciudad patrimonio de la humanidad vivió este momento trascendental de su ya larga historia. San Juan de la Cruz llegó hasta esta ciudad aquejado de «unas calenturillas» de las que pretendía curarse en el convento de frailes carmelitas. El convento tiene un hermoso huerto, suspendido sobre el adarve de las viejas murallas, abierto hacia un paisaje de amplios valles y sierras azuladas, donde san Juan de la Cruz podía respirar el aire más limpio de la ciudad y recibir los cuidados médicos necesarios. Venía, ya muy cansado, del Convento de la Peñuela, en La Carolina.

La celebración relató magníficamente a través de tres oradores todo el contexto en el que San Juan de la Cruz se fue acercando al momento de entregar su alma a Dios. En la madrugada del 13 al 14 de diciembre de 1591, el fraile poeta y reformador expiró en su celda. Lo hizo entre el calor y cariño de los hermanos carmelitas, para quienes Juan de la Cruz ya era un santo. En el mismo lugar se levanta hoy un museo en su memoria, también un precioso y recogido Oratorio, donde se veneran y honran sus reliquias.

La Iglesia se encontraba totalmente abarrotada de muchas personas que quisieron acompañar, en esta noche oscura de mediados de diciembre, al espíritu del santo poeta en su tránsito hacia la vida eterna.

La recreación de la muerte del santo místico tiene lugar todos los años en la noche del 13 al 14 de diciembre. De esta forma se rememora la noche en la que San Juan de la Cruz en aquel año de 1591 llego a la casa del Padre, fue «a cantar maitines al cielo» tras una enfermedad muy dolorosa. Esta Vigilia poética y musical recreó con textos y canciones, en un ambiente de reflexión y recogimiento, las últimas horas de vida del Santo. También fueron interpretados de forma magistral por el grupo polifónico «San Juan de la Cruz» algunos poemas del santo como «Llama de Amor Viva», «El Pastorcillo» o «La Fonte», entre otros.

El padre Francisco Víctor, prior de la comunidad de Carmelitas de Úbeda, agradeció, al final de la vigilia, la presencia masiva de fieles y comentó algunos aspectos de la muerte del santo místico que, un año más, fue recreada en esta ciudad jienense que tuvo el privilegio de acoger los últimos días del reformador carmelitano.

Contenido relacionado

El Obispo se reúne con los voluntarios de la Pastoral Penitenciaria

Las convivencias diocesanas de Pastoral Penitenciaria, que se venían celebrando desde...

Los salesianos ponen, con una gala, el cierre de oro a su aniversario

Durante este año, la familia salesiana de Jaén capital ha celebrado...

Enlaces de interés