Tradicional felicitación navideña del Sr. Obispo

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El pasado viernes, 20 de diciembre tuvo lugar la tradicional felicitación navideña presidida por el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo López.

A las 12 de la mañana comenzaba la liturgia de la Palabra en la Capilla Mayor del Seminario Diocesano.

Este año, Juan Antonio Casas Sánchez, seminarista mayor, era el encargado de felicitar al Sr. Obispo en nombre de toda la Diócesis. «Como cada año, cercanas ya las fechas de Navidad, nos reunimos en este lugar, en la capilla mayor de nuestro Seminario, corazón de la Diócesis. Como todos los años, sí, pero este quizá la haga más significativa que cualquier otro. Aquí tiene, le quería decir, a la grey a su cuidado confiada, grey bien representada, como puede observar. Han querido que la representación fuera más concreta. Es la razón por la cual le estoy dirigiendo unas palabras de felicitación. Aunque es uno el que las pronuncia lo hace a cientos o miles voces. Se alzan junto a la mía las voces peregrinas de todos los niños y jóvenes, de todos los adultos y ancianos que habitan esta tierra de olivos».

Casas hizo hincapié en las voces de los presbíteros, de los seminaristas, de los religiosos y religiosas, de los laicos y de las personas de buena voluntad. «Son todos y cada uno de los que el plan de pastoral del presente curso se quiere ocupar. Son todos los vocacionados».

Por su parte, el Sr. Obispo, quiso agradecer la felicitación e insistió en que «después de adorar al Hijo de Dios hecho hombre y recostado en un pesebre, estamos llamados a pasar al Altar del sacrificio eucarístico, donde Cristo, el Pan y nuevo maná bajado del cielo, se nos ofrece como verdadero alimento para nuestra vida eterna. Y lo que hemos visto con nuestros ojos de fe en las mesas de la Palabra y del pan de la vida, lo que hemos contemplado y tocado, hemos de llevárselo a los demás. A unos, anunciándoselo con alegría y amor, a otros, descubriendo el rostro del Niño-Dios en sus rostros de sufrimiento y de resignación envueltos en su soledad».

Asimismo, el Sr. Obispo quiso expresar sus mejores deseos para esta Navidad. » Una vez más, de corazón, os felicito la próxima Navidad a todos vosotros, a vuestros seres queridos, a todos los fieles diocesanos. Os deseo junto a María, nuestra Madre, san José y el Niño-Dios, unas santas y alegres fiestas como cristianos. Gracias por vuestra presencia. ¡Feliz Navidad!»

Tras la celebración hubo una pequeña convivencia fraterna.

Contenido relacionado

Enlaces de interés