Feliz Navidad

Carta Pastoral de Mons. Ramón del Hoyo, Obispo de Jaén.

CARTA PASTORAL

FELIZ NAVIDAD

Queridos fieles diocesanos:

1. En los Medios de Comunicación social, en el correo, en los comercios, en la calle, en todos los hogares durante estos días, todo nos habla de la Navidad.

«El pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande» (Is 9,1) y llegada la plenitud de los tiempos esa luz acampó entre nosotros. Ha llegado hasta hoy, a estas tierras de Jaén, el anuncio de los ángeles a los pastores en la noche de Belén: «Os traigo una buena noticia. Hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador, el Mesías, el Señor» (Lc 2, 10s).

El Niño nacido en Belén, hace dos mil años, vuelve a proclamar su mensaje de esperanza para la humanidad, y ese anuncio, escuchado en el corazón, en los ámbitos más silenciosos del alma, nos inunda de luz nueva y nos invita a la alegría, a cantar con los ángeles de Belén un eterno villancico.

2. Durante unos días la cuna del Niño Dios estará expuesta en nuestros templos y en muchas de nuestras casas. Nos permitirá contemplar ese Misterio e ir penetrando en esa luz nueva que necesitamos para ver y caminar.

Nuestra respuesta debería ser la de los pastores: «Vayamos, pues, a Belén, y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos ha comunicado» (Lc 2,15).

Le encontraremos en el regazo de la Virgen, junto a José, y, sus ojos divinos, nos hablarán en esta Navidad, de misericordia. Son reflejo exacto del amor misericordioso de Dios Padre, que nos regala a su Hijo para una «nueva creación» ¡Que nos inunde de su misericordia en esta Navidad jubilar!

3. En nuestra felicitación navideña no podemos olvidar y llevar hasta el Portal de la Eucaristía, a quienes más sufren en nuestro mundo cercano y lejano, a los que deambulan por nuestras calles arrastrando el dolor que sufren solos y a los que, en otras naciones, caminan por calles cubiertas de despojos de la violencia y la guerra.

Uniremos nuestras voces y nuestras manos para ofrecerle al Señor nuestro corazón un poco más de misericordioso. Cáritas distribuye amor y misericordia en nuestro nombre.

A todos también que venís a estar con vuestros familiares en estas fechas santas, a los que desde aquí añoráis vuestro hogar lejano, a los hijos de esta tierra bendita que, desde hace muchos siglos celebra la Navidad cristiana junto con personas de otras culturas y religiones, que Dios llene de amor y misericordia vuestros corazones. A todos, ¡Feliz Navidad.

 Ramón del Hoyo López

Obispo de Jaén

Contenido relacionado

Homilía en la apertura del Sínodo

Queridos diocesanos: Nos hemos reunido para vivir un acontecimiento excepcional e histórico....

Uniremos nuestros sueños, en de la Iglesia diocesana y el de la Iglesia universal....

Queridos diocesanos: SIN DESPERTARNOS DEL SUEÑO MISIONERO Un año pastoral...

Testigos de lo que hemos visto y oído

Carta Pastoral Jornada Mundial de las Misiones Queridos hermanos y hermanas: El mes...

Enlaces de interés