Las Jornadas organizadas por la UNER profundizan en la evangelización a la luz de la Eucaristía

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

En el marco del 104º aniversario de la Unión Eucarística Reparadora, fundada por el Beato Manuel González, se celebraron, en el Salón de la Librería Nazarenas, de Jaén unas Jornadas Eucarísticas bajo el lema «La única felicidad del corazón está en Jesucristo».

La primera de estas Jornadas estuvo a cargo de Don Mariano Cabeza Peralta, promotor diocesano del culto eucarístico, que desarrolló su ponencia acerca de la relación estrecha entre María y la Eucaristía, bajo el título: «Con María en torno al fuego eucarístico», partiendo de la cita de Hch 1, 14 y adentrándonos en el capítulo VI de la encíclica «Ecclesia de Eucharistia», ofreciendo claves de lectura para comprender y ahondar en el misterio de María en perspectiva eucarística, iluminó el tema desde la experiencia de vida del Beato Manuel González, que se caracterizó por una profunda fe eucarística y mariana al mismo tiempo, lo cual es una constante en la vida de los santos, como puntualizó Don Mariano.

El domingo 2 de marzo diferentes miembros de la UNER y allegados, peregrinamos a Linares, donde pudimos disfrutar de un día de convivencia y fraternidad con otros miembros de la UNER que residen en dicha ciudad y que tienen como sede la parroquia de San Francisco de Asís, lugar donde participamos de la Eucaristía, presidida por Don José Rodríguez y en la que cinco personas se incorporaron al movimiento. Por la tarde, en la Parroquia Santa María, fuimos acogidos por su párroco Don Sebastián Pedregosa y pudimos venerar las reliquias del Beato Manuel Lozano Garrido, que fue miembro de esta Obra como Discípulo de San Juan. Allí oramos pidiendo su intercesión para vivir la vocación eucarística y evangelizadora a la que estamos llamados, especialmente en este tiempo de impulso misionero.

El día 3 de marzo, Don Raúl Contreras Moreno nos ayudó a profundizar en»la alegría eucarística como impulso evangelizador». Desde una variada y rica selección de textos del Fundador de la UNER, nos invitó a renovarnos con «nuevo tono eucarístico», superando la rutina, celebrando la Eucaristía con fe viva, tomando conciencia de la Presencia de Dios entre nosotros y dejándonos incendiar de amor por Él, para así contagiar a todos esa alegría que recibimos en cada celebración.

Como colofón de estas Jornadas, durante todo el día 4 se tuvo adoración continuada al Santísimo en la Capilla de las Misioneras Eucarísticas, ofreciendo a todos los fieles ese espacio de encuentro con Jesús vivo.

Por la tarde, la Hna. María del Valle Camino, Misionera Eucarística de Nazaret nos ayudó a adentrarnos en la figura del Papa Francisco, en diálogo con el pensamiento del Beato Manuel González. Fue muy enriquecedora la lectura conjunta de estos dos profetas con matices comunes. Rescató los ejes más llamativos de la doctrina del Papa actual, iluminándolos con la perspectiva de Don Manuel, para descubrir la perenne actualidad de la invitación a poner a Cristo vivo como centro de nuestra vida y, desde aquí, salir y llevar a los hermanos ese Tesoro que todos buscamos para ayudar al hombre a encontrar su verdadera estatura en la adhesión a Cristo.

En todas estas jornadas tuvimos presente el fruto de la Visita Ad límina que nuestro Pastor D. Ramón junto con todos los obispos españoles estaban en esos días teniendo con el Papa Francisco y por fin concluimos con la solemne celebración eucarística, presidida por D. Pedro Ortega, párroco de San Ildefonso y en cuyo acto se incorporó un matrimonio como nuevos miembros UNER. Entre todos celebramos con gozo esta liturgia con un marcado sentido de acción de gracias por los 104 años de fundación y por el impulso eucaristizador que el Señor va sembrando en nuestros corazones para devolver a Cristo amor por Amor.

Agradecemos a todos los han hecho posible estas Jornadas, así como conferenciantes, participantes y a aquellos que han respaldado con su oración la siembra de la buena semilla que constantemente se nos regala: la fe eucarística en la Palabra viva de Jesús Eucaristía.

Contenido relacionado

Ejercicios Espirituales para sacerdotes en septiembre

La Delegación diocesana del Clero, que dirige el sacerdote D. Juan...

Santa Ana, orgullo de los torrecampeños

Después de la Solemne Novena a nuestra Patrona llegó el gran...

Enlaces de interés