La Unión Eucarística Reparadora reflexiona sobre la oración en el Año Teresiano

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El Seminario Diocesano acogía el pasado martes, 30 de septiembre, la apertura de curso de la UNER (Unión Eucarística Reparadora), que tiene como lema «Cristo Eucaristía, vida que hace vivir».

«Este curso en nuestra Diócesis de Jaén nos aproximaremos, de la mano de Santa Teresa y del Beato Manuel a sus enseñanzas, especialmente en su pasión por Cristo Eucaristía a través de la oración, la contemplación, la audacia evangelizadora y el testimonio de fraternidad como signo de autenticidad en el seguimiento del Señor. Y todo esto con las pautas que el Plan Pastoral Diocesano nos vayan indicando, para seguir trabajando en la viña del Señor como miembros vivos de la Iglesia de Jesucristo», aseguraba Hna. María del Valle Camino, Misionera Eucarística de Nazaret.

Pasadas las 10.30 horas comenzaba la Eucaristía presidida por D. Rogelio de Jesús Garrido, Ecónomo diocesano y párroco de la Santa Cruz de Pegalajar. «No se puede entender esta institución de la Iglesia sin la Eucaristía, sin ese amor que puede dar vida. Ese amor a Jesús Sacramentado. El Beato Manuel González invitó a los miembros de la UNER a adentrarse en un proceso de hacerse pan, redescubrir a Cristo Eucaristía como vida plena, volver al Cenáculo una y otra vez. Cada Eucaristía es eso, la cena de Jesús. Volver al Cenáculo, a la intimidad, al silencio, a las palabras que calan profundamente en el corazón, recostar en profunda intimidad nuestra cabeza sobre el pecho de Jesús… y servir. Recibir vida para dar vida», afirmaba durante su homilía.

A continuación, tuvo lugar la conferencia «El camino de oración en Santa Teresa», a cargo de D. Antonio Garrido de la Torre, Vicario Episcopal de Comunicación de la diócesis y párroco de San Miguel de Jaén.

En su disertación, el Vicario comenzó afirmando que «en este curso pastoral se van a celebrar dos aniversarios importantes tanto a nivel eclesial como carismático, por una parte el V centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús y por otro el 75 aniversario de la muerte del fundador de la UNER, el Beato Manuel González». D. Antonio hizo una semblanza biográfica de Santa Teresa de Jesús, destacando su vinculación con Jaén a través de la fundación del Carmelo descalzo de Beas de Segura. Tomando en cuenta unos textos del Beato Manuel González sobre la importancia de la oración en la vida del cristiano, planteó la pregunta: «¿cómo me puede enseñar Santa Teresa de Jesús a estar más unido con el Señor a través de la oración?»

D. Antonio partió de la definición teresiana de oración: «»No es otra cosa oración mental, sino tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama». La oración, continuó afirmando Garrido, «es tratar como un Amigo a Aquél que nos ama. Y «tratar de amistad» y «tratar a solas» implica buscar estar a solas con Aquél que «sabemos nos ama».Y a Dios le agrada estar con el hombre como el amigo se goza en el amigo. La oración, como la amistad, es un camino que comienza un día y va en progreso».

Citando diversos textos de varias obras de Santa Teresa de Jesús, indicó una serie de características de la oración en la santa mística que son muy necesarias en la espiritualidad.

Tras la ponencia y un diálogo entre los asistentes, se llevó a cabo el envío evangelizador de los miembros de la UNER en este nuevo curso pastoral.

Por la tarde, tras la comida, la Hermana María del Valle Camino fue la encargada de la ponencia «Itinerario vital de un corazón eucarístico».

La jornada culminaba, pasadas las 5 de la tarde, con algunas comunicaciones y las conclusiones del encuentro.

Contenido relacionado

Enlaces de interés