La parroquia de Santiago Apóstol celebra su XVII aniversario y la bendición de sus renovadas dependencias

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El pasado sábado, 24 de septiembre, la parroquia de Santiago Apóstol de Jaén celebró una Eucaristía de acción de gracias por el XVII Aniversario de la dedicación del Templo y la bendición de las renovadas dependencias parroquiales, después de un año y medio de obras, para acondicionar el templo y el centro parroquial, tras el deterioro por diversos problemas del suelo y filtraciones  de agua de la red, que han provocado el movimiento del terreno donde se asientan.

La celebración eucarística, que comenzaba pasadas las 19 horas, estuvo presidida por el Obispo de Jaén, Don Sebastián Chico Martínez, y concelebrada por el Vicario Territorial de Jaén y Mágina, D. Jesús Millán; el párroco de Santiago Apóstol, D. José Antonio Maroto; el Vicario parroquial, D. Andrés Segura; el Ecónomo diocesano, D. Rogelio Garrido; y el Secretario del Obispo, D. Francisco Javier Cova.

Asimismo, estuvieron presentes multitud de fieles y religiosos, que quisieron compartir, con alegría, esta doble celebración.  

Por su parte, D. José Antonio Maroto quiso dirigirse al Obispo para agradecerle su presencia. “Gracias por haber querido compartir hoy con nosotros una doble alegría: la de celebrar el décimo séptimo aniversario de la dedicación de este templo parroquial y, sobre todo, celebrar la Eucaristía en un edificio ya consolidado y fuera de peligro, después de muchos meses de obra y no menos preocupaciones. Su presencia no sólo da pleno sentido a la Eucaristía que preside como Padre y Pastor; es, también, un motivo de estímulo y ánimo para todos nosotros, que vivimos aquí nuestra fe y que aquí, también, queremos encontrarnos con el Señor para ser testigos de su Evangelio fuera de estos muros”.

Posteriormente, las lecturas fueron participadas por diversos miembros de la  comunidad parroquial y el Evangelio fue proclamado por el párroco.

Homilía
El Obispo quiso comenzar su predicación con unas palabras de felicitación a la comunidad, por el trabajo y la colaboración para la adecuación del templo. “Mis primeras palabras son de felicitación y enhorabuena, porque con vuestro entusiasmo, trabajo y colaboración habéis sido capaces de coronar esta obra de adecuación y rehabilitación radical y urgente, a causa del deterioro que sufrió el suelo y el edificio, del templo y los salones. Buena parte tiene en esta felicitación vuestro párroco que ha sido capaz de movilizar y coordinar el entusiasmo y el trabajo de todos. Es obligado felicitar también a cuantos de una u otra manera habéis colaborado en la organización, en el trabajo y en la colaboración económica, de una manera especial a D. Rogelio, ecónomo del Obispado”.

Del mismo modo, quiso dar gracias a Dios y pedir para que en esos espacios se celebren siempre los sacramentos, se anuncie el Evangelio y se practique la caridad. “En este día, en el que conmemoráis, el XVII aniversario de la consagración del templo parroquial, vamos a proceder a la bendición e inauguración de todos estos espacios. Dando gracias a Dios por todos los beneficios que de Él recibimos, con el deseo de que estos espacios sean siempre lugares donde, sobre todo, se celebren los sacramentos, se anuncie el Evangelio, se viva la comunión y se practique la caridad”. Para añadir: “vamos a vivir un gran acontecimiento, pues, es una manera de expresar que Dios existe y que Dios es Dios, el centro de nuestra vida; que Jesucristo, ayer, hoy y siempre, es el primero en todo y el mejor guardián del hombre, de niños y jóvenes”.

Por último, la Santa Misa concluía con una oración por la comunidad parroquial.

Bendición de las dependencias parroquiales
Tras la Santa Misa, el Obispo procedió a bendecir las renovadas dependencias parroquiales, entre las que se encuentra el salón parroquial dedicado al sacerdote D. Juan Antero Hurtado Molina, fallecido el pasado mes de enero y que ha estado muy vinculado con esta parroquia.

Posteriormente, uno de los arquitectos del gabinete EYAC, explicó, minuciosamente, el proyecto de estudio y actuación sobre esta parroquia de la capital, así como el resultado de las intervenciones, tras más de un año de obras, por parte de la empresa Toledano.

Finalmente, el Obispo volvió a tomar la palabra para dar la enhorabuena a todos y cada uno de los allí presentes y animarlos a mantener vivo el templo. “Si hemos puesto esas esperanzas en mantener este templo en pie, pongamos el mismo empeño, o más, en mantener el templo vivo y que sea luz en medio de esta ciudad de Jaén”.

La celebración culminó con un aperitivo fraterno.

Más información sobre las obras en la parroquia de Santiago Apóstol

Galería fotográfica: «XVII Aniversario de la dedicación del Templo de Santiago Apóstol»

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

El Obispo recuerda en Noalejo su llegada a Jaén

El pasado 26 de noviembre, primer domingo de Adviento, nuestro...

3 de diciembre: Encuentro diocesano de monaguillos

Desde la Delegación episcopal de Vocaciones, en colaboración con el...

Enlaces de interés