La Iglesia de Baeza celebró un funeral por el Santo Padre Benedicto XVI

Diócesis de Jaén
Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

La comunidad cristiana de Baeza, a través de sus tres comunidades parroquiales, convocaron a los baezanos a un funeral por el alma del Papa emérito Benedicto XVI, que se celebró en la tarde del 12 de enero en la S.I. Catedral de la Natividad de Nuestra Señora.

Las campanas del templo mayor de la ciudad, que han doblado en señal de luto desde el pasado 31 de diciembre, anunciaron a la ciudadanía, este funeral, que comenzó a las 19 horas con la exposición del Santísimo Sacramento y el rezo del Santo Rosario.

A las 19:30 horas, tendría lugar la Santa Misa, presidida por D. Bartolomé López Gutiérrez, Vicario Episcopal Territorial de Baeza, Úbeda y Cazorla y párroco in solidum de El Salvador, concelebrando el D. Domingo Antonio Pérez Fernández, párroco de Santa María del Alcázar y San Andrés Apóstol y San Andrés y eD. Manuel Peláez Juárez, párroco de San Pablo Apóstol.

Tras hacer un saludo de agradecimiento a los presentes; sacerdotes, religiosas, autoridades y fieles de las tres comunidades parroquiales, D. Bartolomé López Gutiérrez, pronunció homilía, valorando el gran gesto de unirse como familia, porque es la mejor manera de «ser Iglesia», por la que tanto lucho y amo el Santo Padre Benedicto XVI, aún reconociendo sus debilidades. Lepras por las que Dios siente compasión, las toca sin miedo a contagiarse y sana. Dios nace en el pesebre de las miserias y muere en la cruz de los pecados, porque «quiere limpiarnos», haciendo referencia al evangelio proclamado. Si en algo destaco SS el Papa fue en su incansable anuncio de Dios amor, Dios Caridad. La homilía terminó alentando a no endurecer nuestro corazón a la voz de Dios, sino a abrir los ojos a ese Dios que camina a nuestro lado que nos pide tender nuestra mano al hermano caído. La Iglesia esta triste de perder a un gran hombre y dice adiós a un Papa sabio y humilde que todos recordaremos por su gesto de renuncia como mejor definición de su personalidad. Pero ahí queda su gran aportación tanto a la Iglesia como al Mundo.

La capilla musical estuvo a cargo de D. Francisco Lázaro Perales, participando en la liturgia miembros de las tres comunidades parroquiales y de diferentes realidades de la ciudad.

Texto: José Checa
Fotos: P. Narváez

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

El Obispo despide y agradece su labor al Subdelegado de Defensa, Manuel Ignacio Martín...

El Obispo de Jaén, Don Sebastián Chico Martínez, recibía, esta...

84 fieles de San Juan Pablo II y San Pedro Poveda reciben, en la...

Este viernes, 14 de junio, la Catedral de Jaén acogió...

Enlaces de interés