Jornadas de formación de Cáritas diocesana sobre exclusión social

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El Programa Diocesano de Atención a las Personas en situación de sin Hogar de Cáritas en Jaén, que dirige Inmaculada García-Campero, ha organizado una jornada de formación sobre el marco de intervención de Cáritas con personas en grave situación de exclusión social. En esta jornada han participado cincuenta personas procedentes de los equipos parroquiales de la ciudad. La reunión se celebró en el salón parroquial de la Iglesia de San Ildefonso de Jaén.

Dado el momento actual de crisis que vivimos, aumenta el número de personas en situación de sin hogar y de transeúntes, que en su paso por Jaén tienen contacto con los servicios de Cáritas. Las previsiones de un futuro cercano son duras y la respuesta que reclama esta realidad, requiere por parte de Cáritas una gran creatividad para llegar, con pocos medios, a muchas personas.

La jornada estuvo dirigida por Dña. Sonia Olea Ferreras, de Cáritas Española (Programa Vivienda y Personas en situación de sin hogar), mujer comprometida a fondo con la causa, también en ámbitos europeos y experta en la materia.

La primera sesión de la tarde se inició con una oración que invitaba a mirar los rostros concretos de la realidad afectados por la pobreza y a detener la mirada en los signos de vida que Dios hace surgir en esa misma realidad.

La segunda sesión abordó los criterios de acompañamiento a las personas en situación de máxima exclusión. Finalizó la jornada con la exposición, por parte de Sonia Olea, del Marco de Intervención con Personas en Grave Situación de Exclusión Social de Cáritas.

Según afirma Inmaculada García-Campero «en esta jornada reforzamos las claves de nuestra acción social en Cáritas, nuestro método de acompañar procesos de desarrollo y actitudes fundamentales para ello. Siempre teniendo como base y criterio en nuestra acción, los fundamentos del Modelo de Acción Social a los que no podemos renunciar: la persona como centro, el amor como motor, la Iglesia como signo y la realidad como marco».

Contenido relacionado

Enlaces de interés