El Sr. Obispo inaugura el nuevo curso pastoral

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El pasado miércoles, 2 de septiembre, se celebraba, en la Capilla Mayor del Seminario Diocesano, la Eucaristía con motivo de la apertura del curso pastoral en la curia diocesana.

Dicha Eucaristía, que comenzaba a las 13 horas, estuvo presidida por el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo, y concelebrada por el Sr. Canciller-Secretario, D. Antonio Javier Cañada; el Sr. Vicario de Comunicación, D. Antonio Garrido; el Sr. Vicario de Acción Caritativa y Social, D. Juan Raya; y el Vicario Judicial, D. Pedro José Martínez.

Asistieron además, los Delegados Episcopales, Directores de Secretariados, Arciprestes, sacerdotes y trabajadores de la curia diocesana.

«Septiembre siempre trae aires nuevos. Se cierra el paréntesis del verano y volvemos al quehacer de cada día. Es momento de volver a la vida ordinaria con renovada ilusión y optimismo. Al fin y al cabo no deja de ser verdad que continuamos caminando con salud, rodeados de personas conocidas, una familia y una sociedad concreta que se desenvuelve a nuestro alrededor», afirmaba el Sr. Obispo durante su homilía.

«En cada curso pastoral marcamos hitos importantes en nuestro caminar como Iglesia diocesana. Lo llamamos Plan Pastoral. No es que todos hayan de hacer su recorrido de forma exhaustiva en cada uno de los objetivos que nos hemos marcado como Comunidad diocesana, pero sí hemos de conocerlos para entresacar en cada caso lo que esté a nuestro alcance. Se trata de un programa abierto al que, cada uno, ha de dar sus respuestas de comunión».

«Les adelanto que, en comunión con toda la Iglesia, trataremos de vivir juntos con renovada ilusión el Jubileo extraordinario sobre la misericordia. Éste será, sin duda, el acontecimiento más importante en el itinerario de este curso que inauguramos, también para la Curia diocesana. Hoy mismo se hacen eco los medios de comunicación de la preciosa carta del Santo Padre, dirigida con ocasión de este acontecimiento eclesial, al Presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización. Hemos de tener también presentes otros acontecimientos eclesiales como la reciente Encíclica del Papa Francisco Laudato si’, la celebración del Sínodo extraordinario sobre la familia, en Roma, el próximo mes de octubre, la clausura del V centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús y del Año de la Vida Consagrada, el 50º aniversario de la Clausura del Concilio Vaticano II y varios de sus documentos, el 800 aniversario de la aprobación de la Orden de Predicadores o dominicos, como los más importantes y destacados», continuaba.

Finalmente, D. Ramón quiso, además, expresar su agradecimiento a los miembros de la curia y animales a ser trabajadores activos. «Además de agradeceros vuestra diaria y cercana colaboración en las tareas del gobierno de la Diócesis, quiero animarles, y así se lo pedimos juntos al Señor, a ser sus trabajadores activos en esta parcela de su viña, en tiempos nada fáciles, pero siempre con espíritu alegre y lleno de esperanza. La ayuda nos viene del Señor».

Tras la Eucaristía, tuvo lugar un aperitivo fraternal.

Contenido relacionado

Enlaces de interés