El pintor Manuel Ibáñez dona cuatro de sus obras al Programa de Mujer de Cáritas

Diócesis de Jaén
Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El pintor jiennense Manuel Ibáñez ha donado cuatro de sus obras para que luzcan en la nueva sede del Programa de Mujer de Cáritas Diocesana de Jaén. A la donación, además del propio pintor, asistieron el director de Cáritas Diocesana de Jaén, Rafael Ramos; la responsable del Programa de Mujer, Anabel Molina, y la técnica de la Plataforma de Ayuda a la Mujer Embarazada, Anabel Barranco.

Tres de las obras corresponden a rostros de mujer y una tiene temática infantil. Psicólogo por vocación y pintor por afición, como él mismo se define, Manuel Ibáñez explica que los rostros femeninos de sus cuadros expresan mucho. «He asociado rostros de mujer a diferentes diagnósticos según las claves establecidas por la Organización Mundial de la Salud. Por ejemplo, el F42.0, que es el título de uno de los cuadros donados, se corresponde con un trastorno obsesivo. Fui creando rostros de mujer y los asocié a estados de ansiedad, de tristeza, de depresión», señala. Las obras están realizadas sobre hojas de libros de Psicología. «Junté mi vocación, mi amor, que es la Psicología, con esta afición», concreta. Encuadra sus pinturas en el pop art o el arte callejero y cuenta más de una década de trayectoria. 

La donación de los cuadros ahora materializada ha sido fruto de «una bonita casualidad». Así la define la responsable del Programa de Mujer de Cáritas, Anabel Molina. Recuerda que vio una de las obras  de Manuel Ibáñez en un establecimiento comercial del centro de la capital. «Me transmitió mucho la mirada, que identifiqué con muchas de las miradas de los rostros de las mujeres que acompañamos. Decidí entrar a la tienda y pregunté quién era el autor. Así, me puse en contacto con Manuel Ibáñez interesándome por sus obras. Fruto de ese contacto ha surgido esta donación, que desde el Programa de Mujer agradecemos profundamente». añade Molina. «Para nosotras, las obras donadas tienen un significado muy especial. Tanto ‘Abril’ como ‘F42.0’ recogen las miradas de las mujeres al comienzo de sus procesos con nosotros. Son miradas de ansiedad, de soledad, de inseguridad, de tristeza. Por el contrario, el cuadro con el título ‘Amor por la vida’ representa todo el empoderamiento que surge a raíz del acompañamiento», expresa. Finalmente, el cuarto cuadro, con el título «Amor», de temática infantil, va destinado a la sala de juegos de los hijos de las mujeres que participan en este programa. 

Por su parte, el director de Cáritas Diocesana de Jaén, Rafael Ramos, mostró su agradecimiento a Manuel Ibáñez por su donación, precisamente en el momento en el que este programa comienza a dar sus primeros pasos en su nueva sede, ubicada en la calle San Lucas, número 2, en las instalaciones que hasta hace poco ocupaba la residencia Siloé. 

Programa de Mujer

A través del Programa de Mujer, Cáritas Diocesana de Jaén atiende a mujeres víctimas de violencia, madres jóvenes o chicas mayores de 18 años que carecen de recursos o de apoyos de cualquier tipo, a las que acoge y atiende hasta que están preparadas para rehacer sus vidas con autonomía. Para ello, según los casos, reciben atención en las parroquias o a través de un plan de seguimiento que se diseña en función de sus circunstancias y necesidades. No obstante, el principal recurso de este programa es la casa de mujeres ubicada en la capital y que cuenta con cinco plazas para larga estancia. La Casa Besana tiene el propósito de conseguir que para ellas sea algo más que una mera residencia para convertirse en lugar de acogida y de referencia personal y familiar. 

Cáritas también juega un papel destacado en la Plataforma de Ayuda a la Mujer Embarazada, que apoya a mujeres que afrontan el embarazo con dificultades económicas o familiares. Finalmente, Proyecto Candela acompaña a mujeres en contexto de prostitución. El trabajo consta de cuatro fases: recuperación personal, formación, búsqueda de empleo y preparación para una vida autónoma. 

Cáritas Jaén

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Magistral conferencia del Provicario Gral.,D. José Antonio Sánchez, en la Agrupación de Cofradías

Coincidiendo con la presentación del número 42 de la revista...

La Asamblea de Cáritas respalda la adaptación de sus estatutos a los nuevos retos...

Cáritas Diocesana de Jaén contará con unos nuevos estatutos para...

Enlaces de interés