El Miércoles de Ceniza de la pandemia

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

Este miércoles, 17 de febrero, dará comienzo la Cuaresma 2021. El camino de preparación hacia la Pascua, que también se va a ver afectado por las normas para evitar la transmisión y propagación de la COVID-19.

Si bien es cierto que nada cambia, ese día sigue siendo de ayuno y abstinencia, sí lo harán en las formas la imposición de la ceniza, que se verá alterada para evitar cualquier posible contagio.

El Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, presidirá la Eucaristía del Miércoles de Ceniza en la Catedral. Dará comienzo a las 18:00 horas. Como es tradición, cada año es invitada una imagen de las que procesionan en la Semana Santa de Jaén a presidir el presbiterio y posterior Vía Crucis. Este año, será el Santo Sepulcro de San Juan quien presida el piado ejercicio del Vía Crucis, que no será como en otras ocasiones por las calles de Jaén, sino que se rezará, al concluir la Santa Misa, dentro del templo Catedral, con los asistentes inmóviles en sus asientos.

El aforo del templo está permitido hasta el 30% , esto es, unas 300 personas. Y las puertas del primer templo de Jaén se abrirán a las 17:15 horas para que la entrada al mismo sea escalonada y evitar en cualquier caso las aglomeraciones.

Rito de imposición de las cenizas

La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos ha hecho pública una nota en la que explica la modificación del rito del Miércoles de Ceniza, adaptándose a las medidas de seguridad sanitarias establecidas en este tiempo de pandemia.

Tal como se lee en la nota difundida por la Congregación, «pronunciada la oración de bendición de las cenizas y después de asperjarlas, sin decir nada, con el agua bendita, el sacerdote se dirigirá a los presentes, diciendo una sola vez y para todos los fieles, la fórmula del Misal Romano: «Convertíos y creed en el Evangelio», o bien: «Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás».

Después, el sacerdote se limpiará las manos y se pondrá la mascarilla para proteger la nariz y la boca. Posteriormente, impondrá la ceniza a cuantos se acercan a él o, si es oportuno, se acercará a los fieles que estén de pie, permaneciendo en su lugar. Asimismo, el sacerdote tomará la ceniza y la dejará caer sobre la cabeza de cada uno, sin decir nada».

Compartir:

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Iglesia en Jaén 664: «Corpus Christi: el Señor pan de vida»

CARTA DE NUESTRO OBISPO Carta Pastoral para la Solemnidad del Corpus Christi:...

La Reina de Radio María peregrina a Jaén

La Virgen María es la mejor madre, y siempre cuida de sus...

Enlaces de interés