El Lignum Crucis de la S.I. Catedral preside el cartel oficial de la Semana Santa de Baeza 2021

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El auditorio de las ruinas de San Francisco de Asís, acogió en la mañana del primer domingo de Cuaresma la presentación del cartel oficial de la Semana Santa de Baeza 2021, obra del prestigioso fotógrafo y cofrade Juan García Cuevas.

En estos primeros días de Cuaresma, los cofrades de la ciudad se dieron cita para conocer la imagen anunciadora de la Semana de Dios de Baeza, siendo en el presente año una fotografía de bodegón. Este género, tanto fotográfico como pictórico utilizado a lo largo de la historia del arte, permitió al autor disponer de una serie de elementos alegóricos y significativos dentro de una composición e iluminación equilibrada. El hilo conductor que ha llevado a componer esta escena ha sido el evangelio de san Juan.

Así, podríamos decir que se trata de un cartel anunciador de la Semana Santa de Baeza según el evangelio de San Juan. Respecto a dicha composición, el autor la describió en sus palabras de presentación los elementos que aparecen en el mismo:

El libro antiguo que aparece en la parte derecha de la escena representa la palabra, el principio y a Dios. “En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios.

Sin ella nada se hizo. Lo que se hizo en ella era la vida, y la vida era la luz de los hombres; y las tinieblas no la vencieron” (Jn 1, 1,3-5).

En el globo terráqueo está representado el príncipe de este mundo, Satanás, que se esconde tras los enemigos de Jesús. “En el mundo viviréis atribulados; pero tened buen ánimo: yo he vencido al mundo” (Jn 16, 33).

El cráneo es una expresión a la vanidad, a la fragilidad de la vida y brevedad de la existencia.

El cántaro por el contrario es una respuesta a ese desaliento. “Todo el que beba de esta agua volverá a tener sed; pero el que beba del agua que yo le dé no tendrá sed jamás” (Jn 4, 13-14). El agua que da Cristo es pues, su palabra, su enseñanza llena de sabiduría divina.

El cristianismo es esencialmente una religión de amor. Con el recipiente lleno de uvas, granadas, naranjas, pan y bizcochos he querido aludir a la caridad, la fecundidad, la unidad de la comunidad cristiana y la prosperidad divina. La caridad es el fin por el que nacen las hermandades. Jesús amó a los pobres y enfermos. “Mucha gente le seguía, porque veían los signos que realizaba en los enfermos” (Jn 6, 2).

Los bizcochos son un pequeño guiño a la cofradía de “El Niño”, que cada tarde de Domingo de Resurrección, alegra y da vida a la ciudad.

El ornamento sagrado de la estola recuerda el importante regalo del sacramento de la penitencia, y que con su color morado simboliza la preparación espiritual a la Pascua.

Podría resumir esta obra en el cordero. Una tradición judía interpretaba la palabra “Pascua” en el sentido de “Paso”, con referencia al paso del Mar Rojo. Cristo (y nosotros con él) va a “pasar” de este mundo, cautivo del pecado, al Padre, la Tierra Prometida. Esta será la Pascua de Cristo, su pasión, que va a sustituir a la Pascua de los judíos. A Jesús se le dará muerte en el momento en que se inmolaban los corderos en el Templo, la víspera de la Pascua, él es el verdadero Cordero pascual.

Ha sido muy curioso tratar con un cordero; es manso y dócil, y Jesús también es así: humilde. Cristo tiene la vida en sí mismo, y nadie puede quitársela, la da libremente; de ahí esa serena majestad, esa plena libertad ante la muerte. “He ahí el cordero de Dios que quita el pecado del mundo” (Jn 1, 29).

Él representa también a la eucaristía: centro de nuestro ser como cristianos, donde se comunica a los fieles la vida que el Hijo recibe del Padre. “Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre” (Jn 6, 51).

El bello relicario que venera la cofradía de la Vera Cruz, y que ocupa el centro de la fotografía, guarda fragmentos de la Cruz donde fue crucificado Jesús, contiene junto a estos, otras reliquias de varios santos. Con él quiero referirme a la pasión del Señor y su retorno a la gloria divina. “Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, allí queda, él solo; pero si muere, da mucho fruto” (Jn 12, 24).

Jesús se ofrece a la muerte para que se cumpla la obra que glorificará al Padre manifestando su amor por el mundo.

El elegante capirote que pertenece a la hermandad de “Las Escuelas” y la hermosa bocina de la cofradía de la Buena Muerte nos representa a nosotros, cristianos comprometidos; elementos que tiene su uso en la manifestación pública de fe de cada hermandad. “Aquel día pediréis en mi nombre, y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros, pues el Padre mismo os quiere, porque me queréis a mí y creéis que salí de Dios” (Jn 16, 26-27).

Como último elemento, el signo por excelencia de la resurrección, la luz. La luz de este cirio es símbolo de la vida, la felicidad y la alegría; las tinieblas, símbolo de la muerte, la desgracia y las lágrimas. A las tinieblas del cautiverio se contrapone, pues, la luz de la liberación y de la salvación mesiánica. El dualismo luz-tinieblas viene a caracterizar los dos mundos opuestos del Bien y del Mal.

La imagen final se ha enmarcado en un fondo de color gris que hace resaltar los elementos del bodegón. En la parte inferior, el marco se ensancha en forma de faldón y acoge el texto de manera clara y sencilla.

Me gustaría que esta obra nos acercase más a Dios, en mi caso, ha sido todo un reto profesional y, lo está siendo también en lo personal”.

Con este deseo, García Cuevas culminó su presentación, sumando así otro cartel a su destacado currículum, entre los que también destacan:

– Cartel oficial de la Semana Santa de Baeza en el año 2012

– Portada del libro oficial de la Semana Santa de Baeza en los años 2012, 2013, 2014 y 2015

– Cartel de romería de la Hermandad del Rocío de Baeza en los años 2014 y 2016

– Primer premio en el V certamen de fotografía organizado por la Hermandad Matriz de Nuestra Señora del Rocío de Almonte en el año 2014

– Cartel del 475 aniversario fundacional de la Hermandad de la Vera Cruz de Baeza en el año 2015 junto a Cristóbal Tornero y Javier Ruiz

– Miembro de la exposición Cristóbal Cruz “Semana Santa en Baeza” desde el año 2015

– Portada del boletín de la Hermandad del Rocío de Baeza en el año 2015

– Cartel de la salida procesional de la Virgen del Carmen de San Cayetano de Córdoba en 2015

– Cartel del VIII encuentro local de jóvenes cofrades de Baeza en el año 2015

– Cartel del 75 aniversario de la llegada de las imágenes a la Hermandad de la Santísima Virgen de la Cabeza y Niño Jesús de Baeza en el año 2016

– Portada del boletín de romería de la Hermandad del Rocío de Málaga en el año 2016

– Cartel del XX encuentro nacional de jóvenes cruceros organizado por el grupo joven de la Hermandad de la Vera Cruz de Baeza en el año 2016

– Felicitación de navidad de la Hermandad del Rocío de Baeza en el año 2017

– Segundo premio IX certamen solidario de fotografía organizado por la diputación de Jaén en el año 2018

– Cartel de las fiestas de agosto 2018 en honor de la patrona de Baeza, la Virgen del Alcázar

– Cartel del XXV aniversario de la llegada del Cristo a la Hermandad de la Vera Cruz de Arjonilla en el año 2020

– Cartel del mes de mayo de la Cofradía de la Soledad de Baeza en el año 2020

José García Checa
Baeza

Compartir:

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Linares tendrá una plaza dedicada a la Hermandad de la Vera Cruz

El pasado, 9 de septiembre, la sesión ordinara del Pleno de...

Los sacerdotes del arciprestazgo de Alcalá la Real celebran junto a D. Antonio Pérez...

El pasado lunes, día 13 de septiembre, los sacerdotes del arciprestazgo...

Más de 60 agentes de Cáritas participan en el VII Encuentro Arciprestal de Baeza

El director de Cáritas Diocesana de Jaén, Rafael Ramos, pide a...

Enlaces de interés