Dos nuevos sacerdotes en la Iglesia de Jaén

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El pasado sábado, 28 de junio, los diáconos José Manuel Pancorbo Ortega, de la Parroquia de San Bartolomé de Torredelcampo, y David Martínez Díaz, de la Parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción de Villacarrillo, recibían el sacramento del orden sacerdotal.

La celebración, presidida por el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo López, comenzaba a las 11 de la mañana en la S. I. Catedral de Jaén. Estuvo concelebrada, además, por el Vicario General, los Vicarios Episcopales, el Rector y los formadores del Seminario Mayor Diocesano, así como por numerosos sacerdotes diocesanos.

Igualmente, asistieron multitud de familiares y amigos que quisieron acompañar a los jóvenes en su entrega al servicio de Cristo y de la Iglesia.

Durante su homilía D. Ramón del Hoyo quiso dar gracias a dios por las vocaciones sacerdotales. «Hoy la Iglesia diocesana de Jaén tiene su mirada puesta en dos nombres: José Manuel Pancorbo Ortega y David Martínez Díaz. Serán dentro de poco los más recientes sacerdotes del presbiterio diocesano.Gracias a Dios que sigue bendiciéndonos con estas vocaciones tan necesarias en nuestra Iglesia y por su respuesta y entrega generosa. Gracias a vuestras familias que nos ofrecen el fruto preciado de sus hijos para comunicar, desde su dedicación plena, el Evangelio y la Redención de Cristo a las personas de nuestro tiempo. A vuestros padres y familiares, a vuestras comunidades parroquiales de Torredelcampo y de Villacarrillo nuestro reconocimiento agradecido. Pero además en la historia de vuestras vidas otras muchas han venido siendo instrumentos de la Providencia divina para llegar hasta este momento: vuestros Rectores y formadores del Seminario, catequistas, compañeros… De todos se ha servido el Señor».

«Gracias también a todos ellos. Sed siempre agradecidos al tiempo que asumís una tarea primordial en vuestro sacerdocio: suscitar vocaciones sacerdotales, religiosas y laicales, para la urgente tarea de la Evangelización en todo el terreno diocesano. Debe llenaros de alegría muy especial a todos los fieles diocesanos el que hoy «nazcan» en esta Iglesia particular de Jaén nuevos mensajeros cualificados de la Buena Nueva. Hoy mismo serán ya enviados a misiones pastorales al servicio de las comunidades parroquiales, pero antes, el Señor que los ha llamado a dejarlo todo y a vivir su intimidad con Él, os va a regalar la fuerza del Espíritu Santo para que podáis perdonar los pecados, en su Nombre, y hacerlo presente entre los hermanos, sobre todo a través de la Santísima Eucaristía y demás Sacramentos, su Palabra y entrega plena como Pastores, para hacer que haréis las veces de Jesucristo: «para consolar, fortalecer y vendar corazones desgarrado»», continuaba.

Asimismo, el Sr. Obispo quiso dirigirse a los ordenados y a los fieles diocesanos.

«Queridos ordenandos: desde la certeza de que Cristo nunca os dejará solos y de que ninguna dificultad es insuperable contando con su ayuda, pedimos para vosotros que Cristo y su Santísima Madre, sean siempre vuestro consuelo y esperanza, sobre todo en las dificultades, que os llegarán. Que la bondad de Dios esté siempre junto a vosotros y conduzca vuestros pasos hasta el último instante de vuestras vidas. Muy queridos fieles. Gracias por su presencia en esta celebración profundamente eclesial. Amad, confiad e incluso disculpad a vuestros sacerdotes. Orad por nosotros, también por mí como vuestro Obispo. Hoy estos jóvenes inician una aventura gozosa y confiada en la asistencia de Dios, pero necesitan de nuestro apoyo y oración».

Durante la ceremonia, los dos jóvenes hicieron sus promesas y se postraron durante la proclamación de las letanías de los santos. El Sr. Obispo y los demás presbíteros procedieron a la imposición de las manos como signo de transmisión del Espíritu Santo. Tras revestirse con la estola y la casulla, se les hizo la unción de las manos y se les entregó el cáliz y la patena. Finalmente, el prelado y los sacerdotes abrazaron a los dos nuevo presbíteros.

La Eucaristía terminaba con la lectura de la bendición papal.

José Manuel Pancorbo celebraba su primera Eucaristía en la parroquia de Torredelcampo el domingo, 29 de junio, a las 20 horas. Por su parte, David Martínez lo hará el lunes, 30 de junio, a las 20.30 horas, en la parroquia de Villacarrillo.

Contenido relacionado

Enlaces de interés