Don Amadeo y Don Ramón reciben sendos galardones en la Gala Pasión Cofrade de Diario Jaén

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

Puso la chispa a la noche, fue capaz de destapar la carcajada entre el público y los asistentes interrumpieron varias veces su discurso con sus aplausos. Cercano, amigo, entrañable. Así se mostró el nuevo Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, en su primera Gala Cofrade, en la que recibió una bienvenida por todo lo alto. Se llevó el Premio Especial de Diario Jaén en forma de homenaje y simbolizado en una reproducción de un vendedor de prensa al que no le quitó el ojo en toda la noche.
El presidente de DIARIO JAÉN, S. A., Eleuterio Muñoz González, tuvo el honor de entregar el galardón a un hombre que, en sus siete meses de estancia en la provincia, se ha ganado el cariño de los jiennenses. Don Amadeo Rodríguez subió al atril para dirigirse a los asistentes a la ceremonia de esta forma: “Desde que he llegado he visto los premios y miraba el muñeco y decía: ese me lo quedo yo”. Fue tan solo uno de los momentos simpáticos que protagonizó. Añadió: “Además, yo no venía a recibir ningún galardón, porque nadie me lo había dicho; venía a acompañar a todos vosotros y pensaba que cuando deje de ser Obispo de Jaén me llamarán para recibir un premio. Muchas gracias por este detalle de afecto”. El Obispo se acercó al público con frases como: “Yo me estoy sintiendo muy bien entre vosotros. A veces pienso que tenía que haber nacido jiennense y el Señor me ha trasplantado a esta Diócesis por lo bien que me siento aquí”. Felicitó al periódico por la iniciativa y, de modo especial, a los galardonados por el testimonio tan “precioso” de fe y caridad transmitido durante la gala. Después de explicar que, a medida que transcurrió la ceremonia de entrega, pensó que quizás tendría que intervenir, dijo: “Me ha gustado mucho que hayáis convocado en Bailén esta en trega de premios en Adviento. Es bueno que las cofradías recuerden que la redención viene de Cristo Redentor a lo largo de toda su vida y que a ese niño que ahora se está gestando en el vientre de su madre también lo tenemos que reconocer como nuestro Redentor. La Iglesia nos convocó a celebrar la Encarnación Redentora de Cristo, que no olvidemos de toda la trayectoria de Cristo encarnada hasta que lleguemos a la Pasión Cofrade”. Y añadió: “Yo no sé si todavía se explica el existencialismo en Filosofía. Cuando lo estudiábamos en mi generación, se decía que el hombre es una pasión inútil. Naturalmente, a esa definición del ser humano le faltaba el punto de vista de la fe y de Cristo. Para Dios, el hombre no es una pasión inútil. Para Dios, el hombre es una pasión de amor, porque pasión no significa dolor y si vemos dolor, es porque es amor. Por lo tanto, pasión de Cristo, que es pasión de Dios por nosotros. Precisamente por eso es pasión de todos por el ser humano, por la dignidad de la persona. Por eso me han gustado tanto los testimonios que habéis dado los cofrades, el testimonio de esa identificación de Cristo con la Caridad y el servicio a los más pobres y excluidos de la sociedad”.

Don Amadeo Rodríguez Magro recibió un sonoro aplauso al finalizar un discurso que no tuvo ni un atisbo de improvisación, a tenor de los resultados. Fue su primera Gala Provincial Pasión Cofrade y prometió que no será la última. Se sintió como en casa, rodeado del cariño de cientos de personas que se dedican a trabajar por los demás desde el sentimiento de la fe cristiana.

El salón de actos de la Casa de la Cultura de Bailén se quedó literalmente pequeño como escenario de la segunda edición de la Gala Provincial Pasión Cofrade, que organizó Diario JAÉN, en colaboración con la Obra Social de La Caixa y Macrosad y el patrocinio de la Residencia Caridad y Consolación de Jaén. Más de trescientas personas, algunas de las cuales siguieron de pie, incluso, el desarrollo de la cita, ocuparon un salón en el que la emoción se mezcló en una aleación perfecta y lógica con el agradecimiento de la sociedad y del mundo católico y cofrade a cuantos se dejan la piel, los doce meses del año y sus 365 días, para consolidar, perpetuar y engrandecer la vertiente religiosa de la cultura andaluza y jiennense.

Reconocimiento al Obispo emérito

Uno de los momentos más inolvidables que deparó la II Gala Provincial Pasión Cofrade ocurrió cuando los dos obispos se subieron al escenario. Amadeo Rodríguez entregó el reconocimiento del Obispado al obispo emérito, Ramón del Hoyo López, quien viajó directamente desde Burgos para participar en una noche grandiosa.

En su discurso, el prelado recordó que fue a finales de mayo cuando se produjo el relevo por su jubilación y la llegada de “Don Amadeo”. Explicó: “Entonces escribí una carta con un título: ‘Adiós, amigos’, y ese título lo mantengo todos los días desde la distancia y todos los días aparece Jaén en mi oración en la misa, una misa, además, larga”. Se congratuló de ver caras conocidas entre el público, un motivo de “mucha alegría para mí”. Y añadió: “Cuando escribí esa carta pensé sepa Dios cuándo vuelvo, pero ya me ha insistido don Amadeo dos veces en que vuelva y me ha convencido. Una, para la clausura del Año de la Misericordia y, otra, para esta gala”. Felicitó a Diario JAÉN por su 75 Aniversario y por incluir en sus páginas informaciones sobre cofradías y hermandades.

Tuvo un guiño cariñoso para el alcalde de Bailén, Luis Mariano Camacho, a quien respondió todos los años con una colaboración para una publicación “muy cuidada”, órdago que deja en manos de su sucesor. Ramón del Hoyo continuó: “Tengo una pequeña deuda con la Virgen de Zocueca, a la que visité en dos ocasiones”. Interrumpió Amadeo Rodríguez: “Tiene que venir a la coronación”. El aplauso fue unánime. El obispo emérito recordó aquel programa de visitas que empezó en esta comarca cuando llegó a Jaén: “Siempre reuní a los grupos parroquiales y a las cofradías y hermandades y la verdad es que esa piedad por la religiosidad popular tiene una fuerza enorme para la evangelización y para las familias”. Aprovechó la ocasión para lanzar un consejo: “Nunca pierdan su ser cofrade, no se salgan de sus estatutos, pero no se cierren, porque si se cierran se empobrecen. Y, luego, abran las puertas a los jóvenes”. Prometió seguir celebrando la Semana Santa de Jaén desde la distancia y agradeció “enormemente” esta deferencia que se lleva en su corazón.

(FUENTE: DIARIO JAÉN)

Contenido relacionado

Encuentro final de curso de Diáconos, aspirantes y formadores

El pasado sábado, 28 de junio, los Diáconos Permanentes, aspirantes, junto...

Domingo de la Octava del Corpus y fin del curso pastoral en la parroquia...

Este pasado fin de semana celebrábamos la Octava del Corpus y...

El Obispo imparte el Sacramento de la Confirmación en Villarrodrigo

El pasado miércoles, 22 de junio, nuestro Obispo, Don Sebastián...

Enlaces de interés