Don Amadeo preside una Eucaristía por los sacerdotes difuntos durante este año

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El viernes, 9 de noviembre, se celebraba la Eucaristía por los sacerdotes diocesanos fallecidos a lo largo de este año: Francisco Gil Morote, Francisco Anguita Gámez, León Suárez Palomares, Miguel Vallejos Palomo, Manuel De Blas de Blas, Manuel Peralta de la Casa, Francisco Barredo Salazar y Elicio Martínez Linares.

La Eucaristía, que comenzaba a las 13 horas en el Sagrario de la S.I. Catedral de Jaén, estuvo presidida por el Obispo, Don Amadeo Rodríguez Magro; y concelebrada por el Delegado Episcopal del Clero, D. Juan Ramón Gómez; el Vice-Deán de la Catedral, D. Juan Herrera; el Secretario del Obispo, D. Juan Pedro Moya; y una docena de sacerdotes diocesanos.
Asimismo, asistieron familiares y amigos de los sacerdotes difuntos y los miembros de la Curia diocesana.
Durante su homilía, Don Amadeo recordó que “con esta Eucaristía celebramos la acción de gracias de la Iglesia al Padre, por todo lo que permanentemente nos ofrece y actualiza para nosotros en el Misterio Pascual”. Pero, también, subrayó que “la intención de esta celebración es siempre tener presente a aquellos que vivieron como Iglesia del Señor, entre nosotros; a aquellos que tuvieron misión en la Iglesia del Señor, como la tenemos todos nosotros con el bautismo y con la ordenación sacerdotal. Tener presente a todos aquellos que formamos la familia de Dios, aquí en la Diócesis, y, especialmente, recordamos a los sacerdotes por el servicio y el ministerio que han ejercido, en colaboración con el Obispo y siempre al servicio del pueblo Santo de Dios”. “Por tanto,-continuaba Don Amadeo- es un gesto de justicia, de afecto y de amor, especialmente, por los sacerdotes que ejercieron su ministerio entre nosotros”.

Asimismo, el Prelado recordó que se celebraba, además, la Dedicación de la Basílica de san Juan de Letrán. “Estamos celebramos, también, litúrgicamente la Dedicación del San Juan de Letrán, del primer templo del mundo, que es la Catedral de Pedro y del sucesor de Pedro. Por tanto hoy, nos sentimos Iglesia diocesana, pero, también, nos sentimos muy vinculados a la Iglesia universal. Hoy miramos y celebramos un acontecimiento que nos une y que nos hace esa Iglesia que es una, santa, católica y apostólica. Hoy nos sentimos muy vinculados, por tanto, al sucesor de Pedro y nos sentimos muy vinculados a su ministerio y su magisterio”.

Tras la Santa Misa, Don Amadeo quiso saludar y tener un gesto de cariño con todos los familiares y amigos de los sacerdotes difuntos allí presentes.

Contenido relacionado

Peñolite sigue su camino en sinodalidad

La comunidad de la parroquia San Juan Bautista de Peñolite, nos...

Enlaces de interés