Cuatro jóvenes ingresan en el Seminario Diocesano este curso

Diócesis de Jaén
Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo López, ha presidido el acto de inauguración del nuevo curso en el Seminario Mayor de «La Inmaculada y San Eufrasio», en el Seminario Menor «San Juan de Ávila» y en el Centro Diocesano de Formación Cristiana «San Pedro Pascual».

Dicho acto comenzaba en la Capilla Mayor del Seminario. Allí se celebraba la Eucaristía presidida por el Sr. Obispo y concelebrada por el Rector de la Facultad de Teología de Granada, el equipo de formadores, los miembros del claustro del Seminario y los párrocos de los seminaristas. Este año el Seminario mayor cuenta con cuatro nuevos jóvenes.

El Sr. Obispo comentó en su homilía que «la confianza y sinceridad, en el seminarista, son esenciales, para, desde su acompañamiento, modelar su personalidad cristiana como futuro sacerdote. No basta tener ideas, sino que esas ideas han de estructurar una personalidad concreta. Por todo ello, el papel que juegan los Formadores y el Director Espiritual en este campo, son esenciales. En ese recorrido, siempre inacabado, debe entrar directamente y en primer término la relación personal e íntima de amigo con Cristo y junto a Él abrirse a los demás y buscar ayudas, sin autosuficiencia».

Asimismo, animaba a los seminaristas «como aquellos 72 discípulos de Cristo, a abriros y confiar plenamente en vuestros formadores y director espiritual. El poder del Señor actúa y bendice los corazones sencillos y transparentes. No ayuda, en cambio, al cerrado, autosuficiente y, menos, al mentiroso».

Posteriormente, tuvo lugar el acto académico en el salón de actos.

En primer lugar, el Rector del Seminario Mayor, Seminario Menor y Director del Centro de Estudios, D. Luis María Salazar, quiso dar gracias por las nuevas vocaciones. Han sido cuatro los jóvenes que han ingresado este año en el Seminario mayor procedentes de Villacarrillo, Lopera, Villanueva de la Reina y Torredonjimeno. Salazar afirmaba: «El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres. El Señor ha bendecido a nuestra Iglesia de Jaén con cuatro jóvenes que con un deseo expreso de ser sacerdotes, acogiendo la llamada que reconocen propia del Señor han ingresado en el Seminario Mayor Diocesano durante este curso. También dos nuevos jóvenes ingresan en el Seminario Menor con una pregunta vocacional abierta y un corazón generoso. A Dios doy las gracias por ello y también a ellos que han dicho que sí al Señor. Doy también las gracias por aquellos que perseveráis en vuestra vocación, aquellos que seguís cada mañana diciendo sí al Señor y agradeciendo la llamada que percibís de su boca. A todos vosotros os digo que el camino que os lleva a servir a Dios es un camino hermoso, aunque en estos tiempos parezca que pocos desean seguirlo».

A continuación, D. Carlos Moreno, Vicerrector de los Seminarios, dio lectura a la memoria del curso 2014-2015 del Seminario Mayor de «La Inmaculada y San Eufrasio», el Seminario Menor «San Juan de Ávila» y el Centro Diocesano de Formación Cristiana «San Pedro Pascual».

La mañana continuaba con la lección inaugural «Un nuevo modo de ser Iglesia. La conversión de nuestras comunidades», a cargo del profesor de Antropología Teológica del Seminario, D. Javier Díaz Lorite.

El profesor Díaz Lorite afirmó que «la novedad de la Iglesia viene exigida por el dinamismo interno que suscita el Espíritu pero también por el factor externo. Son las circunstancias actuales las que modulan el nuevo ser para conseguir ser fieles a la misión. Hay que llevar al hombre de hoy, con sus luces y sus sombras, a la cultura de hoy, el Evangelio de Jesús, y esto requiere creatividad, imaginación, contemplación, docilidad al Espíritu y, por tanto, cambios de actitudes, personales e institucionales, que se materializan en estructuras nuevas y en misiones nuevas que responden a las llamadas del Espíritu a través de lo que llamamos signos de los tiempos».

Por último, D. Ramón del Hoyo López, tomaba la palabra, quedando así inaugurado el nuevo curso académico.

La jornada culminaba con un aperitivo fraternal.

Contenido relacionado

La Catedral de Jaén custodia los restos del Papa Pío I

Entre los grandes tesoros que guarda y custodia la Catedral...

El Cardenal Cobo, profeta en su tierra

Este fin de semana, Don José Cobo Cano regresa a...

Enlaces de interés