Bendición del nuevo ropero de Cáritas Interparroquial de Jaén

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El Sr. Vicario General, D. Francisco Juan Martínez Rojas, bendecía el pasado viernes, 19 de septiembre, el nuevo ropero de Cáritas Interparroquial de Jaén.

El acto comenzaba a las 19.30 horas en el local situado en la calle Santa Clara, 4 (frente a la puerta del convento del mismo nombre). «Este es un local de la Iglesia, de la Parroquia de San Juan. Es la antigua parroquia de San Pedro y es como que la hemos resucitado. Este es el nuevo San Pedro, que es eucaristía viva», aseguraba D. Alfonso Alcalde-Diosdado, presidente de Cáritas Interparroquial.

Asistieron, además, el miembros de Cáritas Diocesana de Jaén, sacerdotes y Presidente de las distintas Cáritas parroquiales, los miembros del Consejo de Cáritas Interparroquial, la Concejala de Asuntos Sociales y numerosos voluntarios.

El nuevo ropero amplía y modifica su horario tanto de entrega como de recogida de ropa con el fin de mejorar la atención que se presta a familias sin recursos, personas sin hogar, transeúntes o personas hospitalizadas que carecen de medio o de familiares cerca. Las nuevas instalaciones permitirán, además, una gestión más racional y un reparto de mayor calidad de la ropa, que se dará gratis y siempre en buen estado a los usuarios.

Alcalde-Diosdado quiso dar gracias, en primer lugar, «a todos los que habéis hecho esto posible».

«Estoy muy feliz, muy contento. Ha sido un esfuerzo grande para llegar a este día. Destacaría dos ideas principales: Acción de gracias y esperanza. Acción de gracias porque yo estoy muy orgulloso de los que somos Cáritas, de los que hacemos Cáritas, de esa ilusión que tenemos. Esto es fruto de esa ilusión, de esas ganas de hacer un servicio mejor, de elevar la dignidad de esas personas a las que ayudamos. Esas personas que a la sociedad les importa lo justo y nosotros sí que estamos ahí a su lado, intentamos ser Benditos del Padre: están desnudos y los vestimos. Esa es una de las grandes facetas de Cáritas. Y esperanza está en que podemos hacer un servicio a nuestro prójimo con mayor calidad, mucho más organizado, con una atención mejor. Queremos dar ropa digna a las personas que ayudamos y creo que esto lo vamos a poder conseguir con estas nuevas instalaciones», continuaba.

El acto finalizaba con un aperitivo fraternal.

Contenido relacionado

Enlaces de interés