Parroquia de San José Obrero

Tras su presencia en la parroquia de Cristo Sacerdote, nuestro Obispo continúa su visita pastoral por las parroquias de Virgen de Belén y San José Obrero. Hoy nos acercamos a esta última, por su vinculación histórica de arcipreste maestro, el beato Manuel González, cuando celebramos el patrón de cuantos se dedican a la enseñanza.

El 16 de julio de 1968, el venerable José María García Lahiguera, el entonces obispo de Huelva, crea esta nueva parroquia cuyo demarcación territorial es desmembrada de la del Sagrado Corazón de Jesús. Su enclave le vincula históricamente al barrio obrero, reminiscencia victoriana de la presencia inglesa en nuestra tierra. Y junto a estas casas, la solera de un barrio construido sobre la memoria de las periferias: el Polvorín.

Por aquellas calles de chabolas paseaba el recordado arcipreste de Huelva, Manuel González, aquel cura bueno preocupado por la educación de los niños que habitaban la calle, como si del Trastévere romano se tratase. Así, inspirado por otro insigne pedagogo y testigo de la fe, José de Calasanz, crea, con la ayuda del abogado con vocación de maestro, Manuel Siurot, la escuela del Sagrado Corazón de Jesús del Polvorín.

En los primeros días del año 1914, un grupo de Hermanas de la Compañía de Santa Teresa de Jesús fueron a Granada para conocer el funcionamiento de las Escuelas del «Ave María» creadas y dirigidas por Andrés Manjón. Allí se enteraron de que en Huelva existía otra escuela del «Sagrado Corazón» que había organizado el famoso arcipreste de Huelva Manuel González instalada en el barrio del Polvorín. Según dice el propio D. Manuel en su libro «Partiendo el pan con los pequeñuelos», era un «barrio apartado, populoso, pobrísimo, de casas de caña y latones viejos, sin iglesia y repleto de todas las miserias del cuerpo y del alma». Las teresianas vienen a Huelva para conocer una experiencia pedagógica. Fue un encuentro en el que ellas quedaron impactadas por la obra que D. Manuel estaba haciendo y él comprendió que debían ser las maestras teresianas quienes podrían continuarla. D. Manuel entró en diálogo con la M. Saturnina Jassá, Superiora General de la Compañía, y ésta, entendiendo el potencial evangelizador de la obra aceptó la oferta. Así, desde el día 15 de septiembre de 1914, las teresianas han estado ligadas al pueblo de Huelva.

La capilla de aquel colegio, el de las teresianas, pasará a ser el templo de esta nueva parroquia bajo la advocación de San José Obrero. Este título está ligado a la identidad del barrio Reina Victoria, conocido popularmente como Barrio Obrero, que la Compañía Minera de Riotinto había construido en el cerro de San Cristóbal, entre los años 1919 y 1929, para albergar a las familias de los trabajadores de la compañía, diseño de los famosos arquitectos municipales Pérez Carasa y Aguado.

PERFIL DE LA PARROQUIA:

Número de habitantes: 4.513

Fundación: 16-07-1968 – B.O.O. n º 148 ( jul-ago. 1968) págs. 156-158

Párroco: Francisco Gaona Martínez, 1968

Edificios sagrados:

Igl. Parr. de San José Obrero

Comunidades religiosas:

Compañía de Santa Teresa

Centros de enseñanza:

Col. Santa Teresa de Jesús (Teresianas)

Contenido relacionado

Enlaces de interés