Navidad, una llamada a seguir compartiendo

Con la lectura del Mensaje de Navidad a los medios de comunicación social, el pasado 23 de diciembre, el Obispo iniciaba su agenda navideña en la que ha visitado centros sociales, residencias o monasterios, para compartir con todos el acontecimiento del Niño Dios. En ese mismo espíritu, muchos cristianos han vivido estos días en la familia de la parroquia.

«La Navidad es el encuentro con Jesús», como nos ha recordado recientemente nuestro querido Papa Francisco. Sí, encuentro con Jesús pobre, humilde y pequeño que, en el silencio de la noche nos dice: Estoy contigo, soy tu esperanza, soy tu alegría, soy tu Salvador. Así comenzaba el mensaje que este año ha querido enviar nuestro Obispo a los onubenses con motivo de la Navidad y que llevaba por título «La alegría de compartir».

A lo largo de la geografía de nuestra diócesis se han vivido estos días con gran intensidad, desde la Misa de Media Noche, celebrada a acciones como la que se realizó en la parroquia del Cerro de Andévalo, cuyo grupo de Cáritas, ayudado por hermandades y asociaciones de la localidad, realizó la «Tarde de la Solidaridad» el mismo día de Navidad. En ella, los parroquianos, a pesar del mal tiempo de la tarde del compartieron un rato entrañable con café, dulces típicos y villancicos, un modo también de recaudar fondos para realizar diversas ayudas caritativas.

Como todos los años, nuestro Obispo compartió su tiempo con los excluídos y necesitados. Así, durante estos días, almorzó en el comedor social Virgen de la Cinta y en el Hogar Santa María de Cáritas, merendó con los chicos de la Ciudad de los Niños o cenó con los residentes del Centro Naím. Celebró la Misa de Navidad en el Centro Penitenciario de Huelva y se acercó también a los ancianos, en el Hogar Virgen del Rocío y en el Hogar Sta. Teresa de Jornet, donde almorzó con los sacerdotes mayores que residen en él. Además, D. José visitó y rezó con las contemplativas de la diócesis, las carmelitas de Aracena y Villalba del Alcor, las Oblatas o las Agustinas; y compartió la tradicional jornada de convivencia con el clero.

Otras anécdotas dejan estos días, como el homenaje a Ildefonso Moreno Biedma del que hablamos en este número (pág. 8); o la iniciativa de la parroquia de la Purísima Concepción de Huelva de celebrar de forma especial el día de la Sagrada Familia, felicitando a los matrimonios que este año cumplirán sus bodas de oro matrimoniales; o la sorpresa del rey mago Melchor, nuestro querido amigo el salesiano Marco Antonio Martínez.

Contenido relacionado

«No es de los nuestros», comentario al Evangelio del XXVI Domingo del Tiempo Ordinario...

Jesús y sus discípulos. Rembrandt (1634). Museo Teylers, Haarlem (Holanda) La psicología...

Enlaces de interés