Fallece el sacerdote M. Cirilo Arroyo Arrayás

El hasta ahora párroco moderador de Zalamea la Real será enterrado en su tierra natal, Valverde del Camino, tras las exequias celebradas en la parroquia de Ntra. Sra. del Reposo este viernes a las 18.00 h.

Cursum consummavi, fidem servavi. He terminado la carrera, he guardado la fe (Tm 4, 7). Estas palabras paulinas pueden servir de resumen de una vida que acaba al servicio de la Iglesia, de una vida que empieza para la eternidad en la esperanza de la Resurrección. En la muerte del sacerdote Manuel Cirilo Arroyo Arrayás, como en la muerte de cada cristiano, el mensaje de esta Pascua que concluye, se hace nuevo y es un anuncio constante de que si vivimos, vivimos para el Señor, si morimos, morimos para el Señor, en la vida y en la muerte somos del Señor (Cf. Rm 14, 8).

Manuel Cirilo nació en Valverde del Camino, el 26 de julio de 1941. Hizo sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Sevilla, siendo ordenado presbítero en Huelva, el 12 de junio de 1965. En ese mismo año fue nombrado ecónomo de la parroquia de Buitrón y Encargado de El Pozuelo. Un año después pasó a Berrocal y encargado de Marigenta y El Membrillo. En 1969 ecónomo de La Dehesa de Riotinto y encargado de Peña del Hierro. En el año 1971 estuvo, durante un corto período, como encargado de Riotinto, de Las Delgadas y La Naya. En 1973, nuevamente, encargado de Berrocal, Marigenta y El Membrillo. En 1975 fue nombrado cura párroco de Niebla y encargado de La Peñuela. En 1977 encargado de Villarrasa. En 1978, coadjutor de Nuestra Señora del Carmen y de Santa María, de Punta Umbría. En 1979, coadjutor de su parroquia natal de Valverde del Camino. Y en 1980, párroco de Zalamea la Real y encargado de El Villar. Posteriormente ha tenido, durante varios períodos, junto al cargo de Zalamea, los nombramientos de administrador parroquial de Marigenta y el Membrillo, El Campillo, y, por último, desde 2015, párroco moderador de Zalamea, El Villar, Marigenta y El Membrillo, El Buitrón y El Pozuelo. Fue Arcipreste de la Mina entre 1992 y 1995. Miembro del Consejo de Presbiterio en varias ocasiones.

Es destacable como su ministerio pastoral transcurrió principalmente en la Mina, donde pasó la mayor parte de su vida sacerdotal, un ministerio que ejerció con un gran sentido social. Generaciones de cristianos zalameños están unidas a D. Cirilo, que ha servido a aquella parroquia durante tantos años. Murió el 19 de mayo en Valverde, su ciudad natal, en cuyo cementerio será inhumado tras la Misa Exequial, que se celebrará a los pies de la Virgen del Reposo este viernes, a las 18.00 h.

Guarda su alma en la paz, junto a Ti, Señor.

Juan Bautista Quintero,
secretario canciller

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Un año de la elección de D. Santiago como Obispo de Huelva

Era mediodía del 15 de junio de 2020. El hasta entonces...

Nuevos nombramientos para el curso pastoral 2021-2022

En la mañana de hoy, 11 de junio, solemnidad del Sagrado...

Enlaces de interés