Convivencia de final de curso del Movimiento Familiar Cristiano

Con motivo del final de curso y el cambio de presidencia diocesana, el Movimiento Familiar Cristiano ha tenido en el Seminario Diocesano, una bonita y entrañable asamblea, con la asistencia de 37 personas y su consiliario, D. Julián Jiménez. Además, estuvieron acompañados de ocho niños.

El Movimiento Familiar Cristiano surgió en España, en 1966 de la fusión de “Los Equipos Pío XII”, la “Obra Apostólica Familiar” y otros movimientos familiares. Pretende descubrir, vivir y transmitir los valores cristianos fundamentales de la familia, tales como la vocación del laico casado, la fuerza salvadora del Sacramento del Matrimonio, la vivencia de la fe cristiana en el marco de la familia, la prioridad de la familia como Iglesia Doméstica y transmisora de la fe.

El Movimiento Familiar Cristiano ofrece una espiritualidad y una mística que arranca del Evangelio de Jesús y se vivencia en el Sacramento del Matrimonio. (Ideario, n. 27). Movimiento Evangelizado y Evangelizador de la Familia desde la Familia. Según su Ideario el MFC es un movimiento de Iglesia, laical, familiarista, comunitario y evangelizador.

Contenido relacionado

Nueva cita de ‘Círculo de Silencio’ con la mirada en la reciente tragedia de...

El Secretariado Diocesano para las Migraciones propone una nueva cita para...

80 peregrinos de Huelva partirán a Tierra Santa el próximo 5 de julio

Tras dos años sin poder realizar la tradicional peregrinación veraniega a...

Enlaces de interés