Una Vigilia de Pentecostés abierta a la misericordia, los dones del Espíritu y la alegría del amor

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

Hoy, domingo 15 de mayo, es el día de Pentecostés, en el que se celebra la venida del Espíritu Santo sobre los primeros discípulos del Señor y, también, sobre toda la Iglesia.

En Pentecostés, además, se celebra la Jornada del Apostolado Seglar, para tomar conciencia de la necesidad de tener una iglesia viva y comprometida, que se deje guiar por el Espíritu Santo.
Ayer sábado, en la parroquia de Benalúa, se celebró la Vigilia Diocesana de Pentecostés. Estaban invitadas todas las parroquias y grupos que hay en la diócesis. Y el obispo presentó la Exhortación del papa Francisco “la alegría del amor”. Fue un encuentro para profundizar en la fe y, sobre todo, para rezar invocando la venida del Espíritu Santo.
La Vigilia estuvo centrada en las obras de misericordia, aprovechando que la Iglesia vive durante 2016 el Año de la Misericordia. Los asistentes pudieron manifestarse sobre las distintas obras de misericordia y los dones del Espíritu Santo, al tiempo que cantaban en invocaban la venida del Espíritu.
Terminó la Vigilia con un pequeño ágape en el salón de la parroquia de Benalúa.
Sin duda, la víspera del día de Pentecostés, en la diócesis de Guadix, fue un momento de encentro, de celebración y, sobre todo, un momento para sentir Iglesia, más Iglesia.

Antonio Gómez

Ver galería de imágenes aquí

Contenido relacionado

Enlaces de interés