Una Carta Pastoral que marca el camino de la diócesis hasta 2024

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

Una Carta Pastoral que marca el camino de la diócesis hasta 2024

El obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, ha escrito una Carta Pastoral que marca el camino a seguir en la actividad y en la vida diocesana durante el curso que acaba de comenzar y hasta el año 2024. “Guadix: misioneros del primer Anuncio al estilo de San Torcuato” es el título de esta Carta Pastoral, que incide en la necesidad de volver al primer anuncio de la fe y del Evangelio al hombre de nuestro tiempo, apostando por una Iglesia más Kerigmática, más propositiva, menos de conservación y más de misión.

La Carta comienza ofreciendo unas pinceladas sobre la situación actual del mundo, tan cambiante, tan deconstruido en los valores naturales y fundamentales. “En España –dice– descubrimos de forma acelerada cómo se impone una cultura anticristiana y atea que, amparada en ideologías, mira con sospecha a la Iglesia, sin reconocer su aportación actual y centenaria al bien común y su servicio al lado de los descartados y débiles”… “Pareciera que Dios, los valores trascendentes y la mirada a la eternidad, fueran mitos que estorban a la libertad del hombre y la Iglesia fuera un parásito que nada aporta al bien de los hombres, de las culturas y de la convivencia.” Y concluye afirmando que “nos toca ser Iglesia en un contexto donde ya el hombre no se concibe a la luz de la revelación cristiana y donde el mundo se construye desde un orden mundial que intenta redefinir una nueva antropología interesada y populista”. De ahí la necesidad de ofrecer ese Primer Anuncio al hombre de hoy, fieles al envío misionero que ha recibido la iglesia.

Se trata de comunicar que Jesucristo es el origen, el camino y la meta de la existencia humana. Este es el Primer Anuncio, del que se habla en el punto primero de la Carta Pastoral: “se comprende que el Primer Anuncio asume hoy un gran protagonismo como núcleo y eje de nuestra labor pastoral como Iglesia. El motivo de esta centralidad no radica en una razón sociológica (cada vez hay menos cristianos y tenemos que pensar cómo llenar nuestras iglesias), ni en un motivo de marketing (tenemos el mejor «producto», pero no sabemos venderlo, ni ponerlo en valor), ni siquiera radica en un hecho de supervivencia del catolicismo (la avanzada media de edad de nuestras asambleas y la falta de clero). La motivación profunda es teológica: Jesús nos manda evangelizar, es un mandato expreso. Y para evangelizar debe proclamarse este Primer Anuncio o kerigma (núcleo o corazón del Evangelio): «Cristo te ama y ha muerto y resucitado por ti»”.

Mons. Orozco se hace eco de las aportaciones recibidas en la fase preparatoria del Sínodo de los Obispos de 2023, que han dado luz sobre cómo ven a la iglesia y cómo la vemos nosotros, y que nos han permitido caminar en sinodalidad. También se hace eco del papel esencial que han de desempeñar los laicos, llamados a ser cada vez más protagonistas en la Iglesia, del desarrollo de los ministerios laicales, tal y como pide el papa Francisco, y de la promoción de la Acción Católica General, que ha de ayudar a que haya una mayor presencia de la iglesia en la vida pública.

La familia y la vida seguirán siendo motivos prioritarios de la pastoral diocesana, y más cuando hay temas como el aborto, la eutanasia y el testamento vital, que exigen el anuncio del evangelio de la vida.

También la juventud, invitada a participar en la JMJ de Lisboa 2023, ocupará un lugar destacado en la pastoral diocesana. Y la pastoral vocacional, junto al Seminario, tan importantes para una diócesis.

Y, por supuesto, la caridad: “una iglesia sinodal es una Iglesia viva y samaritana, que no deja a nadie en la cuneta de la vida”, dice Mons. Orozco en la programación pastoral, para continuar afirmando que “toda la Iglesia es caridad en Cáritas”.

De todos ellos -familia, defensa de la vida, juventud, Seminario, caridad- habla extensamente Mons. Orozco en su Carta Pastoral, para terminar con unos acentos pastorales que ayudarán a dinamizar la vida de nuestra Iglesia diocesana: la visita pastoral, que continúa en los arciprestazgos de La Sagra-Huéscar y Baza-Jabalcón; el pastoral vocacional, tan necesaria en una diócesis; el cuidado del patrimonio, que también evangeliza y que ayuda a vivir la fe con lugares tan significativos como Face Retama; el cuidado de la creación, desde una ecología integral; la causa de los mártires, que continúa en su fase diocesana y que nos ayuda a conocer este verdadero tesoro de nuestra iglesia diocesana; la Misión Diocesana del Corazón de Jesús, que continúa su recorrido por las parroquias e instituciones de la diócesis con catequesis y celebraciones; y el jubileo del año 2025, sobre la esperanza, que comienza a preparar ya la Iglesia, también nuestra diócesis.

Sin duda, la publicada es una Carta extensa, pero que marca líneas de acción pastoral para dar vida a nuestras parroquias y para dinamizar la vida diocesana, volviendo a los orígenes y haciendo de Guadix una diócesis de misioneros del Primer Anuncio al estilo de San Torcuato.

Antonio Gómez

Delegado diocesano de MCS. Guadix

Si quieres leer la Carta Pastoral completa, con todos los acentos pastorales para el presente curso, puedes hacerlo descargándola en este enlace.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Nota de prensa final de la Asamblea Planaria de la CEE

  Los obispos españoles han celebrado su 120ª Asamblea Plenaria en la...

Enlaces de interés