Un nuevo encuentro mensual de seminaristas

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

El sábado 20 de febrero, a las 11 horas, daba comienzo el encuentro mensual de los seminaristas mayores del Seminario Mayor San Torcuato, de nuestra diócesis de Guadix, con la asistencia de nuestro obispo D. Francisco Jesús Orozco, nuestro rector y vicario general, José Francisco Serrano, y el padre espiritual del seminario, Antonio Fajardo. Asistieron los seminaristas Ángel García, José Luis Linares, Guillermo Parra y el diácono Antonio David Pérez.
Por causa de la pandemia y de los cierres perimetrales de los municipios, la reunión se realizó virtualmente. Es un momento de convivencia muy esperado por todos, en el que ponemos en común nuestras vivencias y en el que recibimos el consejo y ayuda de nuestro obispo y formadores.

El encuentro comenzó con el saludo, siempre paternal, de nuestro obispo y rector, poniendo en común lo vivido en estos días, seguido por el rezo comunitario de la hora Intermedia de Tercia y una meditación sobre la carta del Santo Padre Papa Francisco sobre la Cuaresma. La santa Cuaresma que acabamos de comenzar es un momento fuerte del año que nos ha sido dado, para prepararnos a recoger mejor los frutos del misterio de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor Jesús. Estos frutos se resumen en las virtudes que resplandecen en el acto extremo, tremendo y sublime, al mismo tiempo, del don del Hijo de Dios, humillado y azotado, en la Cruz: “El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz cada día y me siga (…). El que pierda su vida por mí, la salvará” (Lc 9, 23.24). Esta palabra interpela a todo bautizado que pretende vivir con autenticidad la propia llamada a ser cristiano, que es llamada a la santidad. Por eso el Santo Padre, de manera muy singular, nos exhorta a que hagamos “….un viaje de regreso a Dios. La Cuaresma es un viaje que implica toda nuestra vida, todo lo que somos” en esta Cuaresma.
Después de esta reflexión y de la puesta en común, hemos dado gracias rezando el Ángelus y emplazándonos al próximo encuentro para el mes de marzo, en el que celebraremos el día del Seminario.
Guillermo P.Parra Sánchez
Seminario Conciliar de San Torcuato

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés