Miércoles de Ceniza de conversión y de paz

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

Miércoles de Ceniza de conversión y de paz

Hoy es Miércoles de Ceniza y comienza la Cuaresma. Se presentan por delante 40 días para cultivar la vida interior, para convertirnos de todo aquello que nos impide seguir con soltura a Dios y para prepararnos para la Semana Santa. Por eso, la Cuaresma es un tiempo de conversión, de renovación interior. Y, este año, también tiempo de paz.

Retumba en nuestros oídos el estruendo de las bombas que Rusia dispara contra Ucrania, en una guerra absurda como todas e inmoral. Gracias a la televisión y a Internet, las vemos caer y conocemos el horror que padecen millones de personas. Nos duele su sufrimiento. Seguramente hoy, Miércoles de Ceniza cuaresmal, también será un miércoles de las cenizas que dejan la destrucción del fuego y las bombas que caen en ese país.

El papa Francisco, por todo este horror y sinsentido, ha querido que este Miércoles de Ceniza también sea el de la oración y el ayuno por la paz. Ha pedido que dediquemos nuestra oración a pedir por la paz. Y se lo ha pedido a todos, especialmente a los creyentes.

Con estas palabras hacía Francisco este llamamiento, al iniciarse el ataque sobre Ucrania: “Pido a todas las partes implicadas que se abstengan de toda acción que provoque aún más sufrimiento a las poblaciones, desestabilizando la convivencia entre las naciones y desacreditando el derecho internacional. Y quisiera hacer un llamamiento a todos, creyentes y no creyentes. Jesús nos ha enseñado que a la insensatez diabólica de la violencia se responde con las armas de Dios, con la oración y el ayuno. Invito a todos a hacer del próximo 2 de marzo, Miércoles de Ceniza, una Jornada de ayuno por la paz. Animo de forma especial a los creyentes para que en ese día se dediquen intensamente a la oración y al ayuno”.

Imposición de la ceniza

El Miércoles de Ceniza se llama así porque se impone ceniza sobre nuestras cabezas, en señal de penitencia y de conversión. “Conviértete y cree en el Evangelio” es lo que dirá el sacerdote al poner ceniza en nuestra cabeza. Una llama a la conversión con la que se inicia la Cuaresma: 40 días de preparación para la celebración del Misterio de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor.

En todas las parroquias, durante el día, habrá celebraciones de la Eucaristía o de la Palabra, en las que se impondrá la ceniza. Es solo un gesto, pero es un gesto con mucha fuerza: tiene miles de años de historia y, sobre todo, nos recordará que no somos nada, que nuestra vida es frágil y que, con Dios, todo lo podemos. De ahí que la conversión a Dios sea un camino de vida, de salvación y, en estos tiempos de guerra, también de paz.

Antonio Gómez

Delegado diocesano de MCS. Guadix

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés