Huéscar celebró la romería de la Virgen de la Cabeza con mucha afluencia de fieles

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

Huéscar celebró la romería de la Virgen de la Cabeza con mucha afluencia de fieles

Han tenido que pasar dos años, tras el parón obligado a causa de la pandemia, para que los vecinos y todas las personas que están pasando unos días de vacaciones en Huéscar puedan celebrar la romería de la Virgen de la Cabeza. La ciudad de Huéscar se ha sumado, así, a tantos y tantos pueblos que el 15 de agosto celebran la Asunción de la Virgen María, haciendo gala de su devoción mariana al alabar a nuestra Madre la Virgen María, en este caso bajo la advocación de Virgen de la Cabeza, sagrada imagen muy querida por los oscenses, que tiene su ermita en la sierra de Marmolance.

Dicha imagen realizaba su conocida procesión de entrada el domingo 31 de julio, desde la ermita de la Virgen de la Soledad Coronada.
El sábado 6 de agosto, comenzaban en la parroquia de Santa María, a las 8 de la tarde, las novenas que finalizaban el domingo 14, coincidiendo con las vísperas de la fiesta de la Asunción de María a los Cielos. Al finalizar la novena, la Virgen de la Cabeza, junto al Cristo de los Milagros, posesionaban por las calles de Huéscar. Una de las cosas más llamativas de la hermandad son los tradicionales bailes de la bandera, delante de las sagradas imágenes y a los sones del tambor y de las flautas, así como el canto del coro rociero. También la corporación municipal acompañaba a la hermandad.
Y, cuando empezaban a salir las primeras luces del lunes 15 de agosto, comenzaba el día grande para la Hermandad de la Virgen de la Cabeza. A las 7 de la mañana, en la parroquia de Santa María, tuvo lugar la Misa de despedida, este año cantada por la Cuadrilla de la Cuesta de las Chinas. Como antaño, a las 5 de la mañana, en la ermita de la Soledad Coronada se reunían los despertadores, que recorrieron las calles de Huéscar cantando en las puertas de las ermitas y de la casa parroquial para finalizar en la entrada de la iglesia.
Después, la Virgen y el Cristo salieron en romería hacia su ermita, en la sierra de Marmolance, engalanada de una forma especial gracias al trabajo de todos los hermanos y sus familias, que durante este último mes han intensificado su trabajo para tenerlo todo a punto. Un gran número de fieles acompañó a las sagradas imágenes durante los 8 Kilómetros que hay de distancia entre la parroquia y la ermita.
Ya en el lugar y una vez repuestas las fuerzas gracias a la invitación de la hermandad, a las 12 de la mañana, se celebró la Eucaristía en una ermita que se quedó pequeña debido al gran número de devotos que acudió. Al finalizar, de nuevo tuvo lugar una pequeña procesión, alrededor de la ermita, en la que no faltó el “meter la Virgen al agua”, como se dice cariñosamente.
Solo queda agradecer desde la parroquia a todos y cada uno de los hermanos de la Virgen de la Cabeza, a sus familiares y colaboradores, el esfuerzo realizado para hacer posible, un año más, que podamos dar muestras de nuestro cariño a la Virgen en esta advocación tan querida. Que ella, desde su ermita, siga intercediendo por nosotros y haciendo que la fe en nuestra Madre la Virgen María siga creciendo en nuestra parroquia de generación en generación.

José Antonio Martínez
Párroco de Santa María, de Huéscar

 

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés