«Fieles como Santa Teresa Jornet las quiso y la Iglesia las necesita»

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

El obispo, en la homilía de la festa de Santa Teresa Jornet, habló a las Hermanitas de los Ancianos Descampados, de Guadix, animándolas a seguir con su dedicación y entrega

El día 26, fiesta de santa Teresa de Jesús Jornet e Ibars, el señor obispo, don Francisco Jesús Orozco, presidió la santa Misa en la Casa Hogar de las Hermanitas de Guadix.

El prelado llegó a las 10’30 a la Casa Hogar Santa Teresa Jornet, situada en el barrio de la Estación, junto a la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús. A la puerta le esperaba la madre superiora y la comunidad, que lo saludaron con gran alegría y le agradecieron su presencia. También le saludaron con mucho cariño los ancianos presentes a su llegada, y a los que don Francisco Jesús abrazó y besó como un padre, mostrándoles su afecto y cercanía.

Posteriormente comenzó la Eucaristía, que fue concelebrada por el vicario general, el secretario canciller, el ecónomo diocesano, el capellán de las hermanitas, el arcipreste de Guadix y el sacerdote Leovigildo Gómez Amezcua, que reside, junto con don Antonio Cascales, en la casa.

El sr. obispo, en la homilía, glosó la figura de la Santa Madre Teresa Jornet, agradeció a las hermanitas su labor abnegada en favor de los ancianos, y las exhortó a ser fieles: “fieles como Santa Teresa Jornet las quiso y la Iglesia las necesita”. Les recordó las bellas palabras con que San Pablo VI elogió la vida de la Madre, y aludió también a las palabras con que el cardenal Taracón, en nombre de la Conferencia Episcopal Española, pidió a la Santa Sede que fuera nombrada patrona de la ancianidad.

Después, don Francisco Jesús, saludó también a los ancianos, trabajadores, asistentes a la Eucaristía y les animó a persistir en la labor de dar amor a todo el que está necesitado de afecto y de cuidados. Y les recordó las palabras de Jesús: «lo que hicisteis con uno de estos a mí me lo hicisteis”.

Antonio Fajardo

Contenido relacionado

Enlaces de interés