El Secretariado de Juventud de la Diócesis de Guadix hace balance del Viacrucis Juvenil Diocesano

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

Como cada, año, dentro de nuestro camino cuaresmal, el Secretariado de Infancia y Juventud, tiene un viacrucis en el que todos los jóvenes de nuestra Diócesis están invitados a participar. Este año se ha celebrado el viernes día 21 de marzo en el pueblo de Huéscar.

Una gran cantidad de jóvenes venidos de toda nuestra geografía Diocesana estaban a las 8.30 de la tarde en el templo de Santa María, para participar en dicho viacrucis. Comenzó con un pequeño video en el que se nos pedía a todos que en esta Cuaresma fuésemos capaces de entregarle a Dios nuestro corazón, que es lo que verdaderamente tenemos que cambiar en este tiempo tan especial.

Después, nuestro Obispo D. Ginés, que, como cada año, estuvo fiel a la cita con los jóvenes, nos dirigió, unas palabras muy especiales, pues quiso transmitirnos el saludo, el ánimo y la esperanza que el Papa Francisco le había encomendado traer a la diócesis, tras su reciente Visita » ad Limina.»

Y llegó el momento de salir a la calle, detrás de la Cruz de los Jóvenes, portada por el Obispo, los sacerdotes y las religiosas que estaban allí presentes. El viacrucis transcurrió por las calles de Huéscar, siguiendo las estaciones que se inauguraron con motivo de la visita de los jóvenes y el icono de la Virgen, cuando se celebró la JMJ en Madrid, allá por el año 2011.

Tanto la lectura de la estación como el llevar la cruz y las antorchas estuvieron a cargo de los jóvenes de las distintas parroquias y cofradías que vinieron a participar en dicho viacrucis. El camino de una estación a otra estuvo acompañado con cantos, a cargo de los distintos coros que colaboran con el Secretariado y de la Agrupación musical de la Soledad Coronada, de Huéscar.

Uno de los momentos más emotivos del viacrucis fue la adoración de la cruz, a la llegada a la parroquia de Santa María. Hubo un momento de silencio, en el que se invitó a todos los participantes a ponerse de rodillas y mirar en silencio la cruz.

Al terminar, tuvimos un pequeño aperitivo en el que compartimos, más distendidamente, un hermoso rato de convivencia.

Desde el Secretariado de Infancia y Juventud, queremos agradecer su colaboración a todos los que han hecho posible que este acto saliera adelante y, en especial, a los jóvenes que participaron. Que Dios os siga bendiciendo y, sobre todo, no olvidéis las palabras que nuestro Obispo nos dirigió: «las parroquias necesitan de vuestra presencia joven, las puertas de ellas están abiertas, vosotros sois los que tenéis que comunicar a otros jóvenes la alegría de creer en el Evangelio».

Secretariado de Infancia y Juventud

Contenido relacionado

Enlaces de interés