El Obispo de Guadix recibió la Medalla de Oro de La Piedad en la fiesta del Cascamorras

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

El viernes 28 de agosto, en el teatro Mira de Amescua, de Guadix, el Obispo accitano, Mons. Ginés García, recibió la Medalla de Oro de la Hermandad de la Virgen de La Piedad, una distinción que se justifica por el interés del prelado por la fiesta del Cascamorras y por el trasfondo fuertemente religioso de esta fiesta que une las ciudades de Guadix y de Baza. La entrega de la Medalla de Oro se realizó en el transcurso del acto de presentación de la fiesta del Cascamorras, en el teatro accitano, con presencia de las máximas autoridades de Baza y de Guadix.

La Presentación Oficial de la Fiesta del Cascamorras tuvo como momento más importante la lectura del pregón, realizada este año por la accitana María Jesús Ortiz Moreiro. También intervinieron el grupo «The Hall3» y la Banda Sinfónica Municipal de Guadix. Finalmente, este acto sirvió para presentar a quien encarnará este personaje de las fiestas accitanas y bastetanas. Este año el Cascamorras será José Antonio Escudero García.

Además de entregar los premios del Cascamorras infantil, se otorgaron dos distinciones de oro de la Hermandad de la Virgen de La Piedad: el pin de Oro a Antonio Mirallas Reina, Inspector Jefe de la Policía Nacional de Baza, por su colaboración, disposición y buen trabajo en la seguridad de la fiesta; y la Medalla de Oro, como ya se ha referido, al Obispo de la Diócesis de Guadix.

La fiesta del Cascamorras, que cumple este año el 525 aniversario, es una celebración declarada de Interés Turístico Internacional, que busca el reconocimiento de la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. En el origen de la historia está la pretensión del Cascamorras de recuperar la imagen de la Virgen de La Piedad, Patrona de Baza. Si consigue llegar limpio a Baza, la imagen será suya. Pero nunca lo consigue porque allí le esperan miles de bastetanos que lo llenan de color. Lo mismo le ocurrirá en Guadix, cuando vuelva a su ciudad, donde será manchado de nuevo como castigo por no haber conseguido la imagen de la Virgen. Al final, lo que queda son unos días llenos de fiesta y colorido, que desestresan y que unen a dos ciudades en una misma tradición.

Antonio Gómez

Contenido relacionado

Enlaces de interés