Comienza la visita ad limina del obispo de Guadix

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

Comienza la visita ad limina del obispo de Guadix

El obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, ha comenzado la vista ad limina este lunes 17 de enero, una vista que se va a prolongar hasta el domingo día 23 y que va a realizar junto a los obispos de las provincias eclesiásticas de Granada, Sevilla y Mérida-Badajoz. Se trata de una visita ad limina que tendría que haberse realizado en 2019, pero que quedó aplazada por la pandemia, hasta ahora. Durante siete días, Mons. Orozco, visitará los dicasterios de la Santa Sede, celebrará la Eucaristía en las basílicas mayores, venerará las tumbas de San Pedro y San Pablo, y, sobre todo, se encontrará con el papa Francisco.

 

La vista ad limina es un trámite que los obispos de todo el mundo deben realizar cada 5 años. Como recuerda Mons. Orozco, se trata de un hecho importante para los obispos y las diócesis, ya que “expresa la comunión de todos los obispos y de todos los obispos con el papa”. También recuerda Mons. Orozco, en el decreto para la vista ad limina, que “se trata de una ocasión de gracia para toda nuestra diócesis que, en la persona del obispo, peregrina a Roma para poner de manifiesto nuestra pertenencia a la Iglesia universal y renovar nuestra comunión con el sucesor de Pedro, el papa Francisco”. Y así se viene haciendo desde hace siglos.

Esta vista ad limina ha sido preparada durante varios meses. Desde antes del verano se vienen elaborando los informes que se van a presentar ante la Santa Sede, en los que se refleja el día a día de la pastoral diocesana desde la última vista ad limina, que fue en 2014. También ha pedido el obispo a los feligreses y sacerdotes que durante estos días “celebren la Misa por el papa, que introduzcan peticiones por el papa en las oraciones de los fieles en la Misa y en la Liturgia de las Horas y que recen especialmente el Santo Rosario por las intenciones del Papa”. Se trata de una ocasión de gracia para toda la diócesis y así se está viviendo.

Programa

Comienza la visita ad limina el lunes 17 de enero con la Misa ante la tumba de San Pedro, en el Vaticano. Después, los obispos se reunirán con el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización y la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica. También se verán con la Congregación para la Doctrina de la Fe y con el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.

El martes 18 de enero, la celebración de la Eucaristía será en la Basílica Pontificia de San Juan de Letrán. Ese día, los obispos visitarán la Congregación para los Obispos, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, y la Secretaría para el Sínodo de los Obispos.

El miércoles 19 de enero, la celebración de la Eucaristía tendrá lugar en la Basílica de Santa María la Mayor y las visitas de los obispos serán a la Congregación para el Clero y al Dicasterio para la Comunicación.

La Basílica de San Pablo extramuros acogerá la Eucaristía en el inicio de la jornada del jueves 20 de enero. Ese día, los obispos visitarán el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida , y la Congregación para la Educación Católica.

El viernes 21 de enero queda reservado para la audiencia de los obispos con el papa Francisco. Es el momento central de la vista ad limina.

Y el sábado 22 de enero se completarán las visitas a los organismos de la Santa Sede con la visita a la Sección para las Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado del Vaticano.

 

Qué es una visita ad limina

Como recuerda Mons. Orozoco en el decreto emitido la semana pasada, “la Iglesia establece que, cada cinco años, el obispo diocesano vaya a Roma para venerar los sepulcros de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y para presentarse ante el Romano Pontífice (Can. 400 del Código de Derecho Canónico)”. Esta es la vista ad limina, en la que, además, los obispos rinden cuentas de cómo va la diócesis y cómo ha ido en los últimos 5 años. Y, sobre todo, sirve para que los obispos mantengan una audiencia prolongada con el papa. En esta ocasión, es la segunda vez que los obispos españoles realizan visita ad limina con el papa Francisco. La última fue justo a la llegada al pontificado del papa Francisco, en 2014.

Como son muchos los obispos que hay en España, la visita ad limina se está realizando en cuatro tandas. Primero fueron a Roma, del 13 al 18 de diciembre, las provincias eclesiásticas de Santiago de Compostela, Oviedo, Burgos, Pamplona y Tudela y Zaragoza. Un grupo de 24 obispos.

El segundo grupo estuvo compuesto por 22 obispos de las provincias eclesiásticas de Tarragona, Barcelona y Valencia, y viajaron del 10 al 15 de enero.

El tercer grupo es el que está realizando la visita ad limina ahora: el de las provincias eclesiásticas de Granada, Sevilla y Mérida-Badajoz, formado por 18 obispos, entre los que está el de Guadix.

Y el cuarto grupo realizará su visita ad limina de 24 al 29 de enero, con 20 obispos de las provincias eclesiásticas de Toledo, Madrid, Valladolid y el Ordinariato Castrense

 

Antonio Gómez

Delegado diocesano de MCS. Guadix

 

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés