Bodas de plata y de diamante sacerdotales en la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote de la diócesis de Guadix

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

El jueves pasado se celebró la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote. Se trata de una fiesta en la que los sacerdotes de la diócesis de Guadix se reúnen para compartir una jornada de oración y de convivencia. Y así se hizo el 24 de mayo, en el Centro Diocesano de Espiritualidad, de Guadix. Se dieron cita la mayor parte de los sacerdotes de la diócesis, jóvenes y mayores, y rezaron juntos. El administrador diocesano, José Francisco Serrano, habló de algunas de las iniciativas que están programadas y, sobre todo, de cómo habrá de encarar el próximo curso pastoral, a la vuelta del verano, que se puede iniciar -aunque no se sabe nada- todavía con la sede episcopal vacante.

Además, en el día de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, el clero accitano celebra las bodas de oro o de plata de los sacerdotes que cumplen 50 o 25 años de sacerdocio. Este año, además, se han celebrado las bodas de diamante del sacerdote accitano Manuel Ruiz Ariza, que cuplé 65 años como sacerdote, y que no pudo asistir por encontrarse enfermo, aunque envió un mensaje con el que estuvo presente, también, en la celebración.

Junto a Manuel Ariza, el sacerdote Salvador Cifuentes Hortal celebró sus bodas de plata sacerdotales, al cumplirse 25 años de su ordenación. Salva, como todos le conocen, agradeció al Señor su vocación, y a su familia y a los feligreses y amigos que ha tenido por donde ha pasado, su comprensión y su cariño.

También las religiosas que atienden el Centro Diocesano de Espiritualidad, las Misioneras de Cristo sacerdote, celebran el día de su congregación en esa fiesta litúrgica y fueron felicitadas por los sacerdotes.

Sin duda, esta fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno se vive en la diócesis de Guadix con alegría y con muchos motivos para celebrarla.

Antonio Gómez

Contenido relacionado

Enlaces de interés