Una veintena de jóvenes reciben la Confirmación en la parroquia de La Visitación de Nuestra Señora en Churriana

Una veintena de jóvenes reciben la Confirmación en la parroquia de La Visitación de Nuestra Señora en Churriana

La Eucaristía presidida por nuestro arzobispo, Mons. Javier Martínez, tuvo lugar el pasado sábado, 11 de septiembre, y en ella un grupo de 21 jóvenes churrianeros recibieron el sacramento de la Confirmación acompañados por sus padrinos, catequistas y familiares.

La comunidad parroquial de La Visitación de Nuestra Señora en Churriana celebró con alegría el sábado día 11 la Eucaristía en la que recibieron la Confirmación un grupo de 21 jóvenes después de un año y medio de pandemia, retomando así la celebración de este sacramento para el que los nuevos confirmandos se han preparado durante 3 años, adaptando la formación en el último periodo a la modalidad online.

“La Misa fue muy amena, los jóvenes y los fieles tienen muchas ganas de retomar la vida sacramental así como otras expresiones de fe popular en el pueblo, actividades, festividades y procesiones”, destaca D. Dario Cano, párroco de Churriana junto a su hermano y también sacerdote diocesano. D. Armando Cano, ambos presentes en la Eucaristía en la que concelebraron junto a Mons. Martínez.

CONFIRMADOS EN LA FE

Durante la Eucaristía, en la que el arzobispo dedicó unas palabras a los jóvenes en la homilía, los confirmandos participaron muy activamente en la Liturgia de la Palabra y las ofrendas, escuchando con atención a D. Javier Martínez que destacó la importancia de tener en cuanto que “es el Señor el que os confirma en la fe por medio del sacramento de la Confirmación”, hablando también de la importancia de un don específico del Espíritu Santo: el temor de Dios. “Este don no es el temo a Dios, sino de Dios, el miedo a perder a Dios”.

También como en este momento los jóvenes fueron motivados a continuar creciendo en la fe y en el compromiso como cristianos al servicio del ámbito parroquial en Churriana donde en adelante formarán un grupo joven que se reunirá dos veces al mes.

Después de la imposición de las manos por parte de Mons. Martínez y de la unción con el Santo Crisma, los jóvenes recibieron el calor y la felicitación de sus catequistas, padrinos y familiares presentes en la Misa. 

María José Aguilar
Secretariado de Medios de Comunicación Social

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés